Este concept heredó componentes técnicos del MX-5 y el RX-8.

Nombre: Mazda Cosmo 21 Concept

Estreno: salón de Tokio 2002

Datos: Plataforma del MX-5 y motor rotativo del RX-8, con 231 CV

Galería: Mazda Cosmo 21 Concept

Junto con el MX-5, el Mazda 110 S Cosmo Sport, a la venta entre 1967 y 1972 y conocido popularmente como Cosmo, es una de las grandes leyendas de la marca japonesa. No en vano, en su momento, fue el primer vehículo de producción dotado con un motor rotativo, incluso antes que el NSU Ro 80.

Solo se fabricaron 1.519 unidades, todas con volante a la derecha e inmensamente caras... entonces y ahora. De hecho, algunos ejemplares han alcanzado la cifra de los 100.000 euros en subastas y ventas de segunda mano.

Con motivo del 35 aniversario del Cosmo, en 2002, Mazda creó un prototipo de homenaje, el Cosmo 21 Concept, que estéticamente se mantuvo bastante fiel al modelo original de 1967, como demuestran las imágenes.

Eso sí, bajo la carrocería, el ejercicio de estilo nada tenía que ver con su antecesor. La plataforma procedía del MX-5 de la época, mientras que el motor, por supuesto rotativo, con 231 CV, lo heredó del RX-8, un deportivo que salió al mercado medio año más tarde. 

Mazda Cosmo 21 Concept

El nombre Cosmo 21 hace referencia a que, con este vehículo, Mazda quiso tender un puente, a comienzos del siglo XXI, entre su primer vehículo con propulsor Wankel, el Cosmo de 1967, y el último, el RX-8.   

De hecho, en aquella época, nadie podía imaginar que el propio RX-8 se convertiría en el último coche japonés con motor rotativo hasta la fecha. Desde 2012, los aficionados llevamos esperando ansiosamente el próximo coche de tipo Wankel llegado desde Hiroshima. Ojalá lo veamos más pronto que tarde...