El ejercicio de diseño consigue aumentar, un poco más, el enorme atractivo del superdeportivo norteamericano.

Sobre el papel, conducir un superdeportivo con 1.600 CV de potencia al descubierto suena bastante atractivo. Hennessey está barajando esta posibilidad, tomando como punto de partida su todopoderoso Venom F5.

Galería: Hennessey Venom F5 Roadster recreación

En una época en la que las redes sociales dominan la forma de comunicarnos cada vez más, la división deportiva del preparador norteamericano, Hennessey Performance, ha publicado en Instagram una inquietante imagen de lo que podría ser su próximo vehículo.

El preparador estadounidense, ubicado en Texas, acaba de lanzar lo que parece ser un globo sonda, para pulsar la respuesta que podría recibir la posible versión descapotable del Venom F5: el modelo con 1.600 CV de potencia, que hizo su debut en el salón SEMA de 2017.

Y puestos a mejorar la historia, en la mencionada publicación en la red social, muestra tres imágenes del supuesto Venom F5 Roadster, vestido en color azul claro.

En esencia, hablamos de un Venom F5 sin techo, pero surgen algunas preguntas al respecto. Por ejemplo, ¿cómo sería conducir un hiperdeportivo de 1.600 CV al descubierto?. Otra, sería saber su la ausencia de techo restaría rigidez y seguridad al vehículo.

Además, sabiendo que Hennessey solo va a fabricar 24 unidades de la versión coupé, ¿cuántas fabricaría del hipotético descapotable?

Hennessey Venom F5 Roadster recreación

Por el momento, nos tememos que las respuestas solo las puede responder Hennessey, aunque no negaremos que la idea de este futuro modelo suena bastante bien.

En este sentido, debemos recordar que Hennessey pretende, con el Venom F5, ser el primer hiperdeportivo en alcanzar las 300 kph (483 km/h). Ahora, imagínate conseguir este registro con el cielo por montera.

Hennessey Venom F5 Roadster recreación

Si el Venom F5 Roadster termina siendo realidad, Hennessey estaría haciendo algo que Bugatti nunca ha querido hacer con el Chiron.

Dicho esto, los superdeportivos descapotables como el Lamborghini Huracán Spyder son una cosa, pero el Venom F5 pertenece a una categoría diferente. Equipado con un motor de 7,4 litros de cilindrada, capaz de desarrollar 1.600 CV de potencia, hablaríamos de un vehículo único en su especie.

Quién sabe si estamos asistiendo al nacimiento de una nueva categoría y si Koenigsegg decidirá seguir esa misma trayectoria con el Jesko. Permeneceremos atentos.

Fuente: Hennessey Performace via Instagram