Lamborghini Huracán EVO 2019, un apellido muy acertado

Hay una luna increíblemente grande, colgando sobre nuestras cabezas; como si el atronador sonido del bloque V10 atmosférico, con 5,2 litros de cilindrada, que atruena en mitad del desierto de Bahrein, en plena noche, no fuera lo suficientemente surrealista.

Estamos al volante del Lamborghini Huracán EVO 2019, abreviatura de Evoluzione (evolución en italiano) y de inmediato, me queda claro que los cambios efectuados por la firma italiana en su superdeportivo de acceso a la gama se traducen en mucho más de lo que sugiere su darwiniano apellido.

Lamborghini Huracán Evo 2020

La fórmula más utilizada por un fabricante a la hora de actualizar un vehículo de estas características es añadir un poco de potencia, rediseñar el frontal, con unas nuevas ópticas, y reducir ligeramente la altura del vehículo, en busca de ganar un aspecto más deportivo.

Lamborghini es una marca que se dedica al negocio de vender superdeportivos de ensueño, según nos cuenta Mitja Borkert, jefa de Diseño del fabricante de automóviles italiano. Y para los clientes que ya tienen un Huracán, un nuevo frontal y 20 CV de potencia extra no significan un nuevo vehículo de compra obligatoria. No refleja el ideal de 'superdeportivo' que vive en el corazón de cada Lamborghini. Algo que han conseguido inyectar, incluso, en el nuevo SUV de la marca, el Urus.

No es el caso del Huracán EV...