No son pocas las empresas que se han lanzado con este tipo de propuestas. Mantienes la estética y recibes a cambio un vehículo con etiqueta ambiental '0 emisiones'.

Antes de que empieces a despotricar sobre lo que para algunos puede ser un auténtico sacrilegio, déjame decirte que la idea de crear un coche eléctrico a partir de la base de un automóvil clásico no es tan ridícula como parece.

Sobre todo en los tiempos que corren, con algunas ciudades como Madrid y Barcelona limitando el tráfico a los vehículos de combustión. Y esto no ha hecho nada más que empezar.

Galería: Los coches clásicos de Zelectric Motors, convertidos en eléctricos

Por otro lado, seguramente muchos de los vehículos guardados durante años y con varios de sus componentes oxidados o rotos no podrán recuperar una restauración fiel a la original.

Así que, con estos argumentos, tal vez no sea tan mala idea tener un automóvil de antaño con un motor eléctrico, de manera que puedas disfrutar de su, para algunos, original e irrepetible aspecto exterior.

Como ejemplo, te mostramos el Volkswagen Beetle de 1960 que puedes ver en el vídeo, denominado Zelectric Beetle.

La restauración de este clásico, ahora eléctrico, se ha beneficiado de la incorporación de una batería como la que usa el Tesla Model S, una caja de cambios manual personalizada, con dos velocidades, así como un motor 'cero emisiones' de algo más de 103 CV.

La autonomía que aseguran con esta evolución en sus preparaciones es de 100 millas, que equivalen a 161 kilómetros. A esto, hay que sumarle un sistema de frenado que recupera la energía liberada y la utiliza para cargar las baterías en la medida de lo posible.

Zelectric Motors: coches clásicos convertidos en eléctricos

Entre sus componentes, vas a encontrar otras piezas que no cumplen con los estándares de los puristas para los clásicos, como grupos ópticos con tecnología LED, indicador de combustible digital, puerto de carga USB para dispositivos móviles, sistema de calefacción y barras estabilizadores delanteras y traseras de nueva factura, entre otros.

Aunque los coches de empresas como Zelectric, en general, se realizan bajo pedido, por lo que el equipamiento puede ser personalizado. ¿Tendrías en tu garaje uno de estos?