Su estética casa perfectamente con los gustos estadounidenses.

Parece increíble, pero todavía hay hueco en el mercado para nuevos SUV. El salón de Nueva York acaba de presenciar el estreno del Hyundai Venue 2020, un modelo de carácter urbano, más corto, más estrecho y más alto que el KONA. 

En principio, el destino de este vehículo es el mercado estadounidense, aunque no debemos descartarlo para los países europeos, incluido España, ya que tanto el formato como las dimensiones tienen demanda suficiente en nuestro territorio. Esperaremos acontecimientos...

Galería: Hyundai Venue 2020

Con el metro en la mano, el Venue declara 4,03 metros de longitud, 1,77 de anchura y 1,56 de altura. Todo, combinado con una distancia entre ejes de 2,52 metros y un maletero de 306 litros. En este caso, podemos decir que es la alternativa SUV al utilitario i20.  

La opción mecánica elegida es un bloque atmosférico de gasolina, con 1,6 litros. Hyundai no ha informado sobre la potencia, pero podría alcanzar los 135 CV, si se trata del motor empleado en otros modelos de la casa coreana. 

En cualquier caso, esta mecánica puede combinarse con una caja manual de seis velocidades o con la transmisión automática con variador continuo IVT.

Como suele suceder en los vehículos de este tipo, la personalización pasa a ser uno de los puntos fuertes del Hyundai Venue 2020. Además de poder elegir entre una amplia paleta de colores, el cliente también dispondrá de atractivas combinaciones bicolor. 

A pesar de convertirse en el SUV de acceso a la gama de Hyundai, no le faltan componentes propios de segmentos superiores. Nos referimos a una pantalla táctil de 8,0 pulgadas, para el sistema de infoentretenimiento, o a las numerosas ayudas electrónicas a la conducción disponibles.

Hyundai Venue 2020

Entre ellas, debemos citar el asistente de frenada de emergencia automática y los sistemas de alerta por cambio involuntario de carril y por cansancio del conductor, así como el de control del ángulo muerto.

Las ventas del Hyundai Venue se iniciarán a finales de año en Estados Unidos. ¿Habrá sorpresa europea en 2020?