El SUV británico ha logrado cinco estrellas, mientras que el representante francés tiene que conformarse con cuatro.

Después de conocer, el pasado mes de marzo, los resultados de los test EuroNCAP del SEAT Tarraco, el Honda CR-V y el Mercedes-Benz Clase G, ahora le toca el turno al Range Rover Evoque y al Citroën C5 Aircross.

Comenzamos por el que mejor nota ha obtenido. El SUV británico ha logrado la máxima puntuación, cinco estrellas, gracias a unos elevados porcentajes en todas las categorías.

Así, ha firmado un 94% de protección a ocupantes adultos, un 87% de protección a pasajeros infantiles, un 72% de protección a peatones y otro 73%, en el apartado referido a los asistentes a la conducción.

Galería: Range Rover Evoque 2020

Por su parte, el todocamino francés no ha alcanzado ese número de estrellas y se ha tenido con conformar con cuatro, con el equipamiento de serie. Sus resultados han sido un 87% de protección a ocupantes adultos, un 86% de protección a pasajeros infantiles, un 58% de protección a peatones y otro 75%, en el apartado referido a los asistentes a la conducción.

No obstante, si se le incluye el Paquete de Seguridad (así lo denomina EuroNCAP), el vehículo sí ha sumado cinco estrellas, ya que la protección a peatones ha subido a un 67% y los asistentes a la conducción, a un 82%. 

Citroën C5 Aircross Shine PureTech 180 S&S EAT8 prueba en video

El nuevo Range Rover Evoque ya está a la venta en España, con un precio de partida de 40.000 euros. De inicio, los clientes pueden escoger entre seis motores turboalimentados, tres de gasolina y otros tres de ciclo diésel, con potencias comprendidas entre los 150 y los 300 CV.

En cuanto al Citroën C5 Aircross, dispone de cinco asientos individuales, como en un monovolumen, y destaca por su confort de marcha. La gama mecánica contempla cuatro propulsores turboalimentados, dos de gasolina PureTech y otros dos de ciclo diésel BlueHDi. La horquilla de potencias se mueve entre los 130 y los 180 CV.