La cuarta generación de la berlina lucirá un frontal parecido al del Scala.

En los próximos meses, el Grupo Volkswagen desvelará cuatro novedades muy destacadas: Audi A3, SEAT León, Volkswagen Golf y también el Skoda Octavia 2020. Todos son vehículos altamente demandados dentro de sus respectivas marcas. En el caso del vehículo checo, aglutinó 388.200 matriculaciones mundiales en 2018.

Con esta cifra, el Octavia es, con diferencia, el superventas de la firma. Pero después de siete años en el mercado, ha llegado el momento de reemplazarlo. Nuestro render muestra cómo podría ser la cuarta generación.

Galería: Skoda Octavia 2020, render

Dos puntos están asegurados. El Octavia 2020, al igual que sus 'primos' anteriormente mencionados, se configurará a partir de la última versión de la plataforma MQB. Además, renunciará a los faros divididos, que tanta controversia han suscitado desde su aparición.

En su lugar, adoptará unos muy parecidos (por no decir semejantes) a los del Scala, aunque a diferencia del compacto, podrán incorporar opcionalmente la tecnología Matrix LED, que permite circular con la luz de carretera activada, sin deslumbrar al resto de usuarios de la vía. 

Previsiblemente, las dimensiones exteriores del nuevo Octavia no aumentarán excesivamente, para no acercarse peligrosamente a las del Superb. Por supuesto, seguirá comercializándose con dos carrocerías, berlina y familiar (Combi). 

El habitáculo sumará muchos componentes digitales. Además de la instrumentación Virtual Cockpit, la consola central adoptará una pantalla táctil, que podrá medir hasta 9,2 pulgadas y disponer de control gestual. 

Skoda Octavia 2020, render

Si los rumores son ciertos, la próxima entrega del Octavia llegará con versiones 'mild-hybrid' y una variante RS electrificada. La gama mecánica estará compuesta por los bloques turboalimentados habituales empezando por los motores de gasolina TSI, con 1,0, 1,5 y 2,0 litros de cilindrada.

El coche no renunciará a las mecánicas turbodiésel TDI. De hecho, es posible que estrene una mecánica de 1,5 litros y la evolución del propulsor de 2,0 litros y 150 CV, denominado Evo, más respetuosa con el medio ambiente. 

Lamentablemente, todavía no hay fecha oficial para la presentación del Skoda Octavia 2020. Podría suceder en el salón de Frankfurt, este mes de septiembre, aunque debemos ser cautelosos al respecto... al igual que con el futuro lanzamiento.