Gracias a este sistema de propulsión enchufable, el coche desarrollaría más potencia, sin que el consumo se dispare.

En los próximos años, la agenda de Skoda contempla varios modelos electrificados, comenzando por la versión híbrida enchufable del Superb, disponible a lo largo del próximo año. También en 2019 llegará el primer vehículo 100% eléctrico de la firma checa, el Citigo. A estas novedades, habría que sumar el próximo Octavia RS, que podría contar con un motor eléctrico de apoyo.

En una entrevista con Autocar, Christina Strube afirmó que la próxima generación del Octavia es la principal candidata para adoptar un sistema de propulsión PHEV. "Quizá la versión RS, porque supone una excelente combinación entre prestaciones y eficiencia", explicó.

Si hay luz verde a este proyecto, el próximo Skoda Octavia RS ofrecerá más potencia que el modelo actual de 245 CV, extraídos del motor turboalimentado de gasolina 2.0 TSI. No solo eso, sino que ese aumento de rendimiento no implicará un incremento exponencial del consumo. Al contrario, en determinadas circunstancias, el gasto bajará notablemente, al entrar en acción la mecánica eléctrica.

Eso sí, el tren motriz híbrido implicará una subida de peso del conjunto, que se podrá compensar parcialmente por la evolución de la plataforma MQB, que empleará una mayor cantidad de materiales ligeros. En cuanto a prestaciones, estamos convencidos de que el nuevo Octavia RS batirá la marca actual de 6,6 segundos en la aceleración de 0 a 100 km/h.  

Skoda Octavia RS 2017: primera prueba

Para conocer más en profundidad el posible sistema híbrido del futuro Octavia, habrá que estar atentos al del Superb PHEV 2019. Al respecto, Strube señaló que "nuestro buque insignia empleará, más o menos, el mismo módulo de propulsión del Vision RS", el 'concept car' que Skoda está mostrando en el salón de París.  

Este sistema enchufable integra un motor de gasolina, turboalimentado, 1.5 TSI con un propulsor eléctrico. En total, desarrolla 245 CV. Con él, el prototipo compacto alcanza los 210 km/h y llega a 100 km/h desde parado en 7,1 segundos. 

Como puedes comprobar, Skoda no solo aplicará tecnologías 'limpias' a su futura gama para consumir lo mínimo posible, sino también para disfrutar de mejores prestaciones. Un excelente punto de partida...

Fuente: Autocar

Galería: Skoda Octavia RS 2017: primera prueba