Así se comporta el todocamino eléctrico en un terreno lleno de barro.

Hemos visto en vídeo a los modelos de Tesla rodando en carretera, incluso haciendo uso de su sistema de conducción autónoma, pero, por el momento, nosotros no habíamos descubierto a nadie metiendo uno de los coches eléctricos de Elon Musk en pistas embarradas. Y desde luego, cuando veas por dónde pasa, te vas a quedar helado.

Este 'hallazgo' ha sido posible gracias a nuestros compañeros de InsideEVs, que son los que más saben de vehículos electrificados.

Galería: Tesla Model X 100D 7 plazas prueba

El automóvil protagonista de estas imágenes es un Tesla Model X, que cuenta con tracción total y que se vanagloria de ser el segundo coche 'cero emisiones' de producción, que más rápido acelera de 0 a 60 millas por hora (96 km/h), con un tiempo de 2,8 segundos. El primero del ranking, como rival a batir, es el Tesla Model S. Es decir, que tiene al 'enemigo' en casa.

¿Y qué pasa en una zona 'off road'?

Pues lo mejor es que lo veas por ti mismo, porque imaginamos que no te sorprendería ver a un SUV con motor de combustión moviéndose con relativa facilidad en un terreno de estas condiciones, o incluso al también ecológico Jaguar I-PACE. Pero si hablamos de una de las unidades de Silicon Valley, la historia cambia.

Vas a ver al modelo atascarse, cosa que no es extraña por la altura de la carrocería al suelo del Model X, pero no pierdas la esperanza, porque su tracción integral y sus 423 CV de potencia dan mucho juego en esta auténtica pista deslizante.

¿Sorprendido o decepcionado? Desde luego, parece que la línea que separa uno y otro sentimiento es realmente delgada... ¡Dale al play!