¿Podrá ganar el eléctrico en esta prueba de aceleración?

Para poner a prueba las prestaciones del nuevo Tesla Model 3, en este vídeo, va a enfrentarse contra dos modelos de gasolina de mucha potencia. Por un lado, tenemos al Mercedes-AMG E 63 S y, por el otro, al Jeep Grand Cherokee SRT8.

Para el que sepa un poco sobre los rivales a los que se está enfrentando el modelo eléctrico, entenderá que no es una carrera fácil. Y eso que hablamos de un Tesla que, en su versión tope de gama, denominada AWD Performance, desarrolla una potencia equivalente a unos 462 CV.

Frente al automóvil 'cero emisiones', tenemos a un Jeep Grand Cherokee muy prestacional, con una mecánica V8 atmosférica de 6,4 litros, que rinde 468 CV de potencia, así como un Mercedes-AMG, también con motor V8, aunque con dos turbos y 4,0 litros, que ofrece un rendimiento de 612 CV.

Todos ellos cuentan con tracción integral y avanzadas transmisiones automáticas, para enfrentarse en la mítica carrera del cuarto de milla, en la que los automóviles tienen que demostrar su potencial en una recta, cuya meta se encuentra a poco más de 400 metros. Este tipo de coches tarda en recorrer esta distancia un tiempo de entre 10 y 15 segundos.

Resulta anecdótico, pero estas competiciones se importaron a Europa de la mano de las tropas de la OTAN, en la década de los 60. Ya en 1966, se construyó la primera pista oficial del Viejo Continente para estas 'batallas' de aceleración. Hablamos del circuito Santa Pod Raceway, situado en Northamptonshire (Inglaterra).

Dicho esto, ¿cuál crees que ganará? Solo te adelantamos que hay un claro vencedor...