Tesla Model X 90D: un coche eléctrico con 'alas'

Si quieres pasar desapercibido, y conduces un Tesla Model X 90D 2017, no te va a resultar sencillo. Este SUV eléctrico es, probablemente, uno de los automóviles que más atrae a los peatones por las calles. Sobre todo, cuando abres sus puertas, de tipo alas de halcón. De hecho, diría que hoy me han mirado más que con el Aston Martin que conduje hace unos días. 

Hay que decir que, tras la llegada del Tesla Model S, introducirse en el segmento de los SUV de lujo parecía un paso lógico. Y una jugada maestra de Elon Musk, teniendo en cuenta que supondría anticiparse en una categoría en la que pronto estarán presentes Audi, Mercedes, Jaguar... Así que nos hemos puesto al volante de este todocamino eléctrico para comprobar de lo que es capaz. 

Tesla Model X 90D

Tesla Model X 90D: puertas de Halcón Milenario

El diseño del Tesla Model X 90D 2017 es imponente. Asentado sobre la plataforma del Model S, tiene unas dimensiones propias de una berlina de lujo: 5,0 metros de largo, 2,3 metros de ancho y 1,7 metros de alto. Así que para aparcarlo, ya puedes tener una buena plaza de garaje... o un aparcamiento completo. Curiosamente, pese a su descomunal tamaño, cuenta con un espectacular coeficiente aerodinámico (Cx) de tan solo 0,24.

Las puertas tipo alas de halcón son tan impresionantes como su acelaración de 0 a 100 km/h en 5,0 segundos.

Y luego están las puertas traseras, las famosos "Falcon Wings", que se extienden como alas de halcón para facilitar la entrada a los asientos traseros. El efecto visual ...