Probamos el Tesla Model X 100D 7 plazas, una berlina con alma de SUV

El mundo del automóvil evoluciona a una velocidad imparable. Si hace unos años era impensable concebir un superventas con la silueta de un todocamino y los vehículos eléctricos apenas eran el objeto de deseo de un puñado de visionarios, ahora la realidad es distinta. Los SUV dominan las calles de nuestras ciudades y los vehículos híbridos, híbridos enchufables y 100% eléctricos han llegado para quedarse.

En ese contexto, probamos una berlina inclasificable. Ofrece capacidad para siete ocupantes, dispone de suspensión neumática, tracción integral, una potente mecánica eléctrica de 423 CV y autonomía para recorrer un máximo de 565 kilómetros con una sola carga. Con semejantes credenciales, muchos podrían pensar que hablamos del vehículo del futuro. Veamos si es cierto o todavía necesita mejorar en algunos apartados. Como ya habrás adivinado por las imágenes, hablamos del Tesla Model X 100D 7 Plazas.

 

Más de cinco metros de longitud y dos toneladas y media de peso

Si pasamos a valorar las dimensiones, el Model X mide 5,05 metros de longitud, por 1,99 de anchura y 1,68 de altura. Nuestra unidad de pruebas presenta una configuración interior con siete asientos. En este caso, con todas las filas desplegadas, la capacidad del maletero es de 357 litros; mientras que con dos filas de asientos el volumen crece hasta los 958 litros. Además, en ambos casos existe un segundo maletero bajo el capó delantero, con una capacidad de 187 litros extra, perfecto para almacenar objetos de pequeño...