El coche eléctrico británico se ha impuesto al Alpine A110... con desempate incluido.

Como ya es tradición, el día anterior a la primera jornada de prensa del salón de Ginebra, se ha anunciado el ganador del premio al mejor Coche del Año en Europa. Un certamen que, en esta ocasión, ha visto proclamarse vencedor a un coche eléctrico: el Jaguar I-PACE 2019.

Y, aunque no es la primera vez que un vehículo de este tipo sale victorioso (ya lo consiguió el primer Nissan LEAF), sí que nos abre los ojos, demostrándonos hacia dónde va la movilidad... y dejando claro que lo eléctrico ya es una realidad.

Pero en esta edición, la pugna ha sido realmente dura. El Jaguar I-PACE y el Alpine A110 han empatado a 250 puntos, tras la votación de todos los jurados, pero el título ha recaído en el británico, por el mayor número de puntuaciones máximas (18 frente a 16).

En tercera posición, muy cerca de ambos, ha acabado el KIA Ceed. En cuarto puesto, ya algo más lejos, se ha quedado el Ford Focus, con 235 puntos

Entre los siete aspirantes, los encargados de cerrar la lista han sido el Citroën C5 Aircross, con 210 puntos, el Peugeot 508, con 192, y el Mercedes-Benz Clase A, con 116.

Cabe resaltar que, desde 1964, el año en el que arrancó el concurso, Jaguar nunca había conseguido salir victoriosa. De hecho, ninguno de sus modelos había acabado jamás entre los tres primeros. Así que, sin duda, este va a ser un salón de Ginebra inolvidable para la firma del felino.