El primero de los cinco puntos de recarga previstos está en Alcalá de Henares, en el punto kilométrico 29 de la N-2.

El primero de los cinco puntos de carga rápida que están previstos, dentro del acuerdo firmado entre Endesa y Galp, ya se encuentra operativo. Ubicado en el kilómetro 29 de la N-2, en Alcalá de Henares, se encuentra dentro del recinto de la estación de servicio de la compañía portuguesa. 

Esta colaboración se inscribe dentro del proyecto CIRVE, un consorcio que tiene como objetivo estructurar una red con 40 puntos de recarga rápida que permita transitar por toda España y acceder a los países fronterizos, como Francia y Portugal. Sin duda, se trata de una interesante solución de movilidad para todos los usuarios de coches eléctricos

Las estaciones de carga contarán, en todos los casos, con tecnología de 50 kW, por lo que según palabras de la compañía, será posible abastecer hasta el 80% de la batería en unos 15 o 20 minutos. 

Del mismo modo, cada punto ofrece tres tomas independientes, para poder dar soporte a otros tantos coches al mismo tiempo. Por supuesto, estará disponible tanto con corriente continua (CCS Combo, CHAdeMO) y corriente alterna (Mennekes) de cara a adaptarse al mayor número de vehículos posible. 

Galería: BMW i3 e i3S 2018 actualizados

A la espera de los otros cuatro puntos

Las próximas actuaciones conjuntas de Endesa y Galp tendrán lugar en Málaga, Sevilla, Zaragoza y Badajoz, aunque todavía no se conocen más detalles al respecto.

Lo que sí se sabe es que todos estarán conectados a una plataforma digital y que se gestionarán a través de la aplicación para smartphones ecaR (disponible para IOS y Android). Con ella, será posible conocer la ubicación de la estación de recarga, conocer su estado de funcionamiento o pagar la transacción, algo que también se podrá hacer con tarjeta.