El utilitario francés presenta una estética más osada que nunca.

Apareció en 2012 y, tras siete años en el mercado, el Peugeot 208 se ha renovado completamente de cara a 2019. Tal y como ha sucedido con los 3008 y 508, la marca francesa ha dotado a la nueva generación de una estética rompedora. A continuación, te mostramos las diferencias entre el novedoso modelo (derecha) y su predecesor (izquierda).

Peugeot 2018 2019: un frontal de familia

Peugeot 208 (2015)
Peugeot 208 (2019)

La parte delantera es una de las zonas que más ha cambiado. Ahora, la carrocería de cinco puertas cuenta con un capó más horizontal y adopta unas luces diurnas con tecnología de tipo LED, inspiradas en las del Peugeot 508.

El paragolpes también cambia por completo: luce una toma de mayores dimensiones, en la que se integra el logotipo de la compañía. Por otro lado, la línea de cintura más alta y marcada contribuyen a aportar un aspecto más dinámico y deportivo, sensación que también refuerzan los pasos de rueda de color negro.

En resumidas cuentas, se trata de uno de los utilitarios con una apariencia más personal, algo interesante de cara a competir contra modelos con una imagen más clásica, como el SEAT Ibiza o el Volkswagen Polo

Peugeot 208 (2015)
Peugeot 208 (2019)

La trasera da un giro de diseño

Peugeot 208 (2015)
Peugeot 208 (2019)

Como sucede con el frontal, la trasera del Peugeot 208 es completamente nueva. Si el anterior modelo seguía la tendencia habitual en los utilitarios de Peugeot, con una imagen juvenil y atractiva, la segunda generación del modelo francés adapta la estética habitual en los últimos modelos de la marca.

Eso es algo que se percibe claramente en unos pilotos que recorren la trasera de lado a lado, en los que se integran las tres tiras de luz, que simulan las garras de un león, habituales en la firma francesa. 

Por otro lado, también se ha incorporado una ventanilla trasera mucho más pequeña y el alerón que hay sobre el portón trasero resulta bastante más prominente. 

¿Cuánto cambia el interior?

Peugeot 208 (2015)
Peugeot 208 (2019)

Las novedades también han llegado al habitáculo, claramente inspirado en los 3008 y 508. Lo primero que llama la atención es el puesto de conducción i-Cockpit mucho más moderno, con una pantalla de mayores dimensiones en la consola central, así como un volante más achatado. Por otro lado, también podemos observar el pomo del cambio presente en los últimos Peugeot, así como un freno de estacionamiento eléctrico. 

Por ahora, no podemos darte datos reales acerca de la habitabilidad, hasta que lo conozcamos dentro de unos días, en el salón de Ginebra. Lo que sí podemos confirmarte es que el maletero, con 265 litros, está por debajo de la media de la categoría, y de los 285 de su predecesor. Eso sí, en el caso de no llevar rueda de repuesto, incrementa su capacidad en 44 litros, hasta los 309. 

Como puedes ver, el Peugeot 208 2019 ha cambiado radicalmente, tanto por dentro como por fuera. Y creemos que las modificaciones son un éxito por una razón: ha conseguido que su antecesor parezca un coche antiguo, de un simple vistazo.