Según los datos de la DGT, el descenso se debe a múltiples causas sociales.

La Dirección General de Tráfico (DGT) elabora múltiples estadísticas anuales relacionadas con la legislación referida al tráfico y la seguridad vial en nuestro país. Se pueden consultar a través de su página web de forma gratuita, de igual forma que puedes comprobar los puntos de tu carné o realizar algunas gestiones de forma telemática.

En este sentido, uno de los apartados que se pueden consultar en las bases de datos de la DGT es el histórico de nuevos carnés de conducir que se formalizan cada año. Nosotros lo hemos revisado y hemos constatado una preocupante realidad: en diez años, el número de nuevos carnés se ha reducido a la mitad.

Mick Schumacher examen conducir

Concretamente, hemos pasado de los 873.587 permisos que se concedieron en el año 2008, hasta unas asombrosas 385.282 licencias, en 2017, último año completo del que la DGT ofrece datos; todavía es pronto para disponer de los datos de 2018.

Tal y como puedes apreciar en la estadística que aquí te adjuntamos, el descenso ha sido continuado en la última década, con un ligero repunte en los años 2014, 2015 y 2016. No obstante, el dato preocupante es que, en diez años, el número de carnés de conducir anuales se ha reducido a más de la mitad.

carnet de conducir en España

Entre los múltiples factores, según los expertos, debemos tener en cuenta el descenso del número de nacimientos, la crisis económica de los últimos años y, fundamentalmente, los nuevos hábitos de los jóvenes, para los que el coche ya no es su principal prioridad al cumplir la mayoría de edad.

En este sentido, María Lidón Lorenzo, subdirectora de Formación y Educación Vial de la DGT, entiende que el factor principal se debe a "un giro en la manera de entender la vida y la movilidad por parte de la gente joven, que ya no concibe el coche como un producto de primera necesidad, como ocurría en anteriores generaciones", tal y como se recoge en unas declaraciones a la Cadena SER.

Además, según la responsable de la DGT, muchos jóvenes rechazan la idea del coche porque les supone un coste sacarse el carné, además de la adquisición del vehículo más su mantenimiento. Prefieren invertir ese dinero en tecnología como un ordenador, una tablet o un teléfono móvil de última generación.

Según los datos que maneja la propia DGT, el carné de conducir se saca cada vez más tarde y suele estar asociado a la incorporación al mercado de trabajo o a la intención de formar una familia.

carnet de conducir en España

En definitiva, unos datos preocupantes para el sector del automóvil y que evidencian un cambio de tendencia sociológico. Esperemos que toda la inversión en tecnologías híbridas y eléctricas y el esfuerzo que están llevando a cabo los fabricantes de automóviles, en materia de respeto al medio ambiente, consigan revertir esta tendencia que hemos constatado, al menos, en nuestro país. 

Galería: Carnet de conducir en España