El preparador ruso potencia la imagen del todocamino italiano, vestido en color negro y con unas enormes llantas de aleación de 22 pulgadas.

El Lamborghini Urus es un modelo muy especial para la firma italiana y para el mundo del automóvil en general. La marca de Sant'Agata Bolognese está dispuesta a aumentar sus ventas y, para ello, nada mejor que comercializar un vehículo dentro del segmento de moda.

Eso sí, es un todocamino deportivo a la altura de las expectativas. Una táctica que parece estar dando sus frutos, a la vista de la creciente demanda, por parte del público, que está experimentando el Urus. Tanto es así que, ahora, la principal preocupación de los responsables de la firma es que esos plazos de entrega no resulten insoportables para sus clientes.

Según Lamborghini, el Urus es un 'Supertodocamino' (S-SUV) y todo aquel que ya ha tenido la ocasión de probarlo, coincide en señalar que hablamos del superdeportivo de los SUV. Quizás sea porque debajo del capó se esconde un bloque V8, con 4,0 litros de cilindrada, dos turbocompresores y 650 CV de potencia.

Parece obvio resaltar que el diseño del Lamborghini Urus es muy llamativo. Sin embargo, para algunos preparadores, eso no es suficiente. En este sentido, el especialista ruso TopCar Design ha pensado en todos esos clientes, a los que la estética de este 'toro' no les parece suficientemente llamativa, y ha desarrollado un vehículo bastante más extravagante.

Lamborghini Urus 2018 by TopCar Design, solo retoques estéticos

En este sentido, las mejoras realizadas por TopCar son meramente estéticas. De hecho, el preparador no ha tocado el motor ni ha mejorado las prestaciones del mismo, manteniendo al 100% su configuración original.

Sin embargo, ahora, la carrocería parece mucho más musculosa. TopCar Design ha agregado diferentes elementos, fabricados en fibra de carbono, repartidos por el capó, el techo y los faldones laterales. Además, la inclusión de un discreto alerón posterior, le sienta realmente bien al todocamino italiano.

Y para rematar el conjunto, el Urus luce unas espectaculares llantas de aleación de 22 pulgadas, que suponen la guinda a este sabroso pastel.

Lamborghini Urus by TopCar

La transformación completa del vehículo italiano tiene un precio tan llamativo como su estética. Por citar algunos ejemplos significativos, te diremos que el capó de fibra de carbono cuesta 9.160 euros, los faldones laterales alrededor de los 4.000 euros y las llantas de aleación de 22 pulgadas, aproximadamente, unos 6.700 euros.

Si sumamos todos los elementos, el resultado final es de 49.540 euros, a lo que tendrás que sumarle el coste de la mano de obra, cifrado en otros 4.150 euros.

De esta forma, la transformación estética propuesta por TopCar Design supera los 50.000 euros. Pero, siendo sinceros, si tienes liquidez como para adquirir un vehículo de más de 200.000 euros ¿por qué no invertir otro poquito más y aumentar su exclusividad?