El Reglamento Europeo establece que los vehículos eléctricos deberán emitir sonido, por obligación, cuando circulen a una velocidad inferior a 20 km/h.

La venta de vehículos eléctricos está experimentando un lento, pero imparable crecimiento. Aunque en la actualidad, todavía no alcanza el 3% de las matriculaciones de coches nuevos, la legislación está tratando de adaptarse a esta nueva realidad.

En este sentido, todos los modelos eléctricos fabricados en la Unión Europea y en Estados Unidos, a partir de 2019, deberán emitir sonido, por obligación, para advertir de su presencia a otros usuarios de la vía, como ciclistas o peatones. Esta normativa afectará a todos los automóviles que puedan ser propulsados mediante un motor eléctrico y cuyo peso sea inferior a las 4,5 toneladas.

De esta forma, los coches movidos únicamente por baterías, incluidas las motocicletas y los ciclomotores, así como los híbridos, híbridos enchufables y de pila de combustible de hidrógeno, se verán afectados por esta nueva reglamentación, según informa la DGT.

Julio de 2019, fecha de inicio de la reglamentación

La medida fue aprobada por el Parlamento Europeo, en el año 2014, aunque será efectiva a partir de julio de 2019. Asimismo, en 2021 esta obligación se extenderá a los híbridos anteriormente mencionados. En Estados Unidos, esta normativa fue aprobada mucho antes, en el año 2010, pero la ley no se redactó hasta 2016 y entrará en vigor en el mes de septiembre de 2019.

Galería: BMW i3 e i3S 2018 actualizados

De esta forma, el Reglamento Europeo deja claro que el sonido será emitido por los vehículos, obligatoriamente, cuando circulen a una velocidad inferior a 20 km/h (30 km/h en Estados Unidos), tanto marcha adelante, como al dar marcha atrás.

Asimismo, el dispositivo será desconectable por el propio conductor, a través de un interruptor. El dispositivo se volverá a activar cuando el vehículo se pone en marcha de nuevo.

En el caso de los vehículos dotados con un motor de combustión, el sistema desconectará el sonido cuando el propulsor alimentado con carburante entre en funcionamiento. ¿El motivo? La normativa contempla que, a mayor velocidad, el sonido de rodadura es suficiente para advertir de la presencia del vehículo.

BMW i3 e i3S 2018 actualizados

Al mismo tiempo, según apunta la reglamentación, el sonido será continuo y tendrá un volumen suficiente como para informar a los peatones y a otros usuarios de que el vehículo está en marcha. Además, deberá indicar "el comportamiento del vehículo" y ser similar "al de un coche de la misma categoría equipado con un motor de combustión interna".

Los fabricantes tienen la opción de ofrecer al usuario la posibilidad de elegir entre diferentes sonidos configurables. Si quieres leer toda la reglamentación, pincha aquí.

Fuente: DGT