La preparación desarrolla más potencia que todo un 911 GT2 RS.

Habitualmente, conocemos los trabajos del preparador alemán Manhart, asociados a vehículos de BMW con ingentes cantidades de potencia. Sin embargo, en este caso, el protagonista es otro modelo mucho más icónico.

Hablamos de un Porsche 911 Turbo, que recibe el apelativo de TR700. Como es obvio, esa denominación hace referencia al poderío de su motor. Concretamente, 703 CV de potencia y unos espectaculares 971 Nm de par motor.

Para que te hagas una idea, el actual Porsche 911 GT2 RS desarrolla, de serie, una potencia máxima de 700 CV y 750 Nm de par motor. Un vehículo inalcanzable para la mayoría de los mortales, aunque nuestro amigo, el 'youtuber' Shmee150, ya ha tenido oportunidad de conocerlo en persona, tal y como demuestra en este vídeo.

Manhart TR700, un 911 Turbo que ruboriza al 911 GT2 RS

Las modificaciones efectuadas por Manhart no penalizan la capacidad de uso diario del 911 Turbo. Shmee150 pasa la primera parte del vídeo conduciendo el coupé, vestido con detalles dorados, por los alrededores de una ciudad alemana... y parece bastante cómodo.

En el modo de conducción normal, el sistema de escape específico resulta 'silencioso' y la suspensión, según el conductor, se muestra firme, aunque no incómoda, incluso con la adopción de los amortiguadores del especialista H&R, que reducen la altura libre de la carrocería al suelo en 30 milímetros.

No obstante, al activar los modos Sport o Sport Plus, se abren las mariposas de los silenciadores, emitiendo un sonido mucho más fuerte.

Galería: Porsche 911 GT2 RS 2018

Desafortunadamente, la potencia extra que atesora el TR700 es poco útil en la mayoría de las carreteras por las que transitamos a diario. Con una delicada insinuación sobre el pedal del acelerador, es más que suficiente para superar los límites de velocidad de cualquier vía.

Sin embargo, Shmee150 es capaz de encontrar un tramo, sin restricciones de velocidad, en una Autobahn alemana. En ese trayecto, consigue explorar los límites del TR700, ya que los más de 700 CV disponibles hacen que la velocidad aumente de manera casi súbita.

Obviamente, se encuentra en el hábitat natural para este tipo de vehículos, pero salvo que vivas en Alemania o tengas un circuito de velocidad en propiedad, te verás abocado a desperdiciar buena parte del potencial que es capaz de desarrollar este Porsche 911 Turbo 'vitaminado'.

Después de dar una vuelta, Shmee150 regresa al concesionario de Manhart para inspeccionar, más en detalle, el vehículo alemán. En el exterior, llama la atención el color negro de la carrocería, combinado con bandas doradas presentes en el capó y las puertas.

Las llantas de aleación son las TechArt Formula IV, que permiten ver las pinzas de freno, también en color dorado. El alerón trasero es obra del especialista Moshammer y tiene un diseño más complejo que la pieza original de Porsche.

Fuente: Shmee150, vía YouTube

Galería: Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba