¿Quién iba a imaginar que la tapicería de cuero morado le iba a quedar tan bien a un Porsche clásico?

Las 'restauraciones' que lleva a cabo Singer Vehicle Design, sobre Porsche 911 antiguos, son el mejor ejemplo de cómo devolver a la vida un coche clásico, modernizándolo sin perder la esencia original. En resumen, son los auténticos maestros de la tendencia restomod, en lo que a deportivos de refiere.

A todo esto, la firma californiana ha terminado su trabajo número 100 con base 'Nueveonce'. Y, para celebrarlo, se han dejado caer por Jay Leno's Garage, antes de entregar la creación a su nuevo propietario, un afortunado conductor de Alabama (Estados Unidos).

El centésimo 911 restaurado por Singer recurre a un motor clásico en los trabajos de la compañía, como es el seis cilindros bóxer, de 4,0 litros de cilindrada. Eso sí, debe conformarse con 390 CV y 427 Nm de par máximo, frente a los 500 que declara uno de los últimos proyectos de la marca, el Williams Engineering. 

En cualquier caso, sus datos son más que suficientes para mover un conjunto que apenas alcanza los 1.211 kilos de peso. Y, por supuesto, es una opción mucho mejor que el bloque 3.6 bóxer que equipaba de serie el 964 original, con 'apenas' 250 CV.

El Singer Porsche centenario se pasa por Jay Leno’s Garage

Una combinación atrevida

Singer conserva el chasis del 964, pero ha revisado el resto del coche. Toda la carrocería, a excepción de las puertas, está elaborada en fibra de carbono. Del mismo modo, se incorpora una suspensión Öhlins TTX, el equipo de frenos de un 911 Turbo de la generación 993 y un depósito de combustible, con toma sobre el capó, homologado por la FIA.

El dueño de esta unidad en concreto se merece una palmadita en la espalda, por la configuración de color escogido. El exterior opta por una particular y suave tonalidad perlada, que recibe el nombre de Lunar Silver, mientras que el habitáculo luce un tono morado, calificado como Blackberry.

Es cierto, el color interior puede parecer un poco llamativo, pero se combina a la perfección con el cuero y el ante de los asientos. En este sentido, no equipa unos baquets ni nada por el estilo, sino unas confortables butacas con ajuste en ocho posiciones. Además, el bordado 'Singer 100' en las alfombrillas identifica este coche como un modelo sumamente especial.

Singer comenzó su andadura en 2008, por lo que ha alcanzado la cifra de 100 unidades ensambladas en apenas una década. Algo que habla muy bien de su trabajo, al igual que el hecho de que tengan proyectos previstos para ¡otros 130 coches! Por tanto, los 'Nueveonce' de Singer seguirán dejándonos con la boca abierta durante los próximos años...

Fuente: Jay Leno's Garage, vía YouTube

Galería: El Singer Porsche centenario se pasa por Jay Leno’s Garage