Con medio siglo de historia a sus espaldas, y tras crear alguno de los modelos más famosos del mundo, el estudio de diseño italiano se lanza al mundo de los superdeportivos.

De vez en cuando, nuestro trabajo nos da la posibilidad de vivir algunas experiencias únicas. Por ejemplo, visitar la sede de uno de los estudios de diseño más famosos del mundo. Sí, estoy hablando de Italdesign, una empresa establecida en 1968, por Giorgetto Giugiaro y Aldo Mantovani, en Moncalieri (a las afueras de Turín, Italia).

Pero las negociaciones que ha mantenido mi compañero Andrés con el equipo de comunicación de la firma, durante unos cuantos meses, han tenido un doble resultado. Por un lado, voy a poder conocer parte de su sede y algunos de sus concept cars y clásicos más famosos. Por el otro, tendré la posibilidad de conducir del primer superdeportivo de Italdesign como fabricante independiente, el Zerouno, y conocer el segundo proyecto del departamento Automobili Especiali: el Zerouno Duerta.

¿Qué es Italdesign?

Si nos remitimos a la historia, durante décadas, Giugiaro se mantuvo al mando de la empresa, que siempre sostuvo una fuerte relación con Volkswagen. Sin embargo, en 2010, el Grupo Volkswagen compró cerca del 90% de la compañía, a través de Audi y de su subsidiaria Lamborghini. Una apuesta personal de Ferdinand Piech, que llegó a trabajar en Italdesign en sus inicios, durante los años 70. La adquisición del accionariado total se completó en 2015, dejando a Giorgetto fuera del organigrama.

Sede Italdesign: museo de concept cars y salas de diseño

Actualmente, un buen resumen sería decir que se trata una empresa de diseño e ingeniería, que elabora proyectos automovilísticos para las marcas de la alianza alemana, pero también para otras totalmente ajenas. Un buen ejemplo de esos trabajos fuera de la órbita de Wolfsburgo, sin ir más lejos, sería el reciente Nissan GT-R50.

Por otra parte, mantiene una segunda línea de negocio, basada en el diseño industrial, en la que desarrolla todo tipo de productos: neumáticos, relojes, trenes, cámaras de fotos... ¡y hasta pasta alimentaria!

Contando con Moncalieri, su actividad se lleva a cabo en un total de cinco centros, con presencia en países como Alemania y España; concretamente, en Barcelona.

Sede Italdesign: museo de concept cars y salas de diseño

Conociendo las joyas de su colección

La experiencia comienza en un museo que, técnicamente, no lo es, ya que no está abierto al público. De este modo, podríamos calificarlo como una colección privada, en la que se muestran unos 20 de los 100 coches que almacena en sus fondos Italdesign.

Por supuesto, no siempre están expuestos los mismos, ya que van rotando cada cierto tiempo. Además, es una colección viva, que viaja a salones del automóvil, eventos de distinta índole (como Goodwood) o pruebas dinámicas con la prensa.

En cualquier caso, la representación es de lo más selecta: Zerouno Duerta, Giugiaro Parcour y Brivido, Bugatti EB 112, Aston Martin Twenty Twenty, Ferrari GG50, Fiat Panda Strip, Volkswagen W12 Nardò, Mustang by Giugiaro, Lamborghini Calà... 

Sede Italdesign: museo de concept cars y salas de diseño

Las estrellas del museo

Ahora bien, hay tres modelos que están por encima de los mencionados, en cuanto a importancia y retorno mediático: el DeLorean DMC 12, el Volkswagen Golf y el Fiat Panda.

¿Qué podemos decir sobre el DeLorean? Principalmente, que sigue viéndose vanguardista hoy en día... y que, de no haber sido por la famosa trilogía Regreso al Futuro, hoy sería un modelo más de la colección. Eso sí, el vehículo que descansa en la sede de Moncalieri carece de todo tipo de preparación para viajar en el tiempo.

Sede Italdesign: museo de concept cars y salas de diseño

Con el Golf de primera generación, la cosa empieza a ponerse seria, ya que, seguramente, sea uno de los coches más exitosos de las últimas décadas.

Su nacimiento fue exactamente como te lo imaginas: un folio totalmente en blanco, para imaginar al sustituto del Beetle. Y el resultado, a la vista de los datos y la trayectoria del modelo, difícilmente podría haber resultado más óptimo. Y si encima, lo que se observa es un ejemplar de la primera versión GTI, poco más se puede añadir.

Sede Italdesign: museo de concept cars y salas de diseño

Por último, al hablar del Panda, lo hacemos de un modelo que fue revolucionario en Italia y buena parte de Europa. De hecho, podríamos calificarlo como uno de los grandes éxitos de la marca italiana, ya que alcanzó unas ventas de 4,5 millones de unidades, entre 1980 y comienzos del siglo XXI.

Y aunque no esté presente en la muestra, no puedo olvidarme de un coche tremendamente importante para la historia del automóvil en nuestro país: el Ibiza. Sí, el utilitario español también fue obra del estudio de Giugiaro.

Sede Italdesign: museo de concept cars y salas de diseño

Creación al gusto del cliente

Dejando atrás el museo, toca adentrarse en la zona de diseño de automóviles. Lógicamente, se nos impide el paso a las áreas de creación pura (de grabar ya ni hablamos), donde se están desarrollando los futuros proyectos. Sin embargo, podemos conocer dos zonas de trabajo importantes, a las que acceden los futuros compradores de los nuevos superdeportivos de la marca. 

El primer paso, cuando uno va a adquirir un coche con un precio mínimo de 2 millones de euros, es acceder al Visual Lab, una sala donde se pueden ver y tocar los distintos colores, tapicerías y materiales que darán forma al coche definitivo.

De este modo, si hablamos de la pintura, se trabaja sobre una primera gama de colores, de cara a encontrar la opción deseada por el cliente. Incluso, se puede llegar a crear una tonalidad personalizada y única. Y así, con todo el proceso del exterior e interior de coche: llantas de aleación, pinzas de freno, tapicería, molduras y paneles interiores, recubrimiento del techo...

Sede Italdesign: museo de concept cars y salas de diseño

La importancia del diseño virtual

Bien, ya sabemos que el cliente puede elegir los colores y materiales para su coche, ¿pero cómo se puede saber si la combinación es la acertada? Muy sencillo, recurriendo a la última tecnología. Un proceso que permite ver el coche definitivo, a tamaño real, sin necesidad de crear una maqueta a escala 1:1.

Para que el resultado sea lo más cercano a la realidad, se recurre a tres técnicas distintas: imágenes en tres dimensiones, animaciones y realidad virtual. De este modo, se consigue mostrar el vehículo en las condiciones y escenarios que el cliente pida: sol, lluvia, nieve, campo, ciudad, circuitos...

Bien, ya conocemos el museo de la marca y parte de la fase de diseño final de un Zerouno o un Zerouno Duerta. Ahora, llega el momento de conocer a fondo estos dos superdeportivos. Sigue pendiente de Motor1.com España, ya que su publicación es inminente...

Galería: Sede Italdesign: museo de concept cars y salas de diseño