La electricidad contra la turboalimentación. ¿Cuál es mejor en una carrera de aceleración?

Cuando un coche eléctrico se enfrenta a otro similar con motor de combustión interna, en una carrera de aceleración, suele obtener a victoria sin demasiados problemas. Y si el eléctrico en cuestión es el Jaguar I-PACE parece evidente que su rival debería echarse a temblar. Pero enfrente tendrá a un oponente bastante incómodo cuando se trata de acelerar: el Audi RS 3 Sedan. ¿Podrá el eléctrico británico imponerse al alemán con propulsor térmico?

Jaguar I-PACE, más información:

Antes de desvelarte el resultado del vídeo elaborado por CarWow, vamos a darte unas cuantas pistas sobre ambos púgiles, para que juegues a imaginarte el resultado final. De un lado se encuentra el Audi RS 3. Un modelo de la vieja escuela, armado con un propulsor turboalimentado de gasolina, de 2,5 litros y cinco cilindros, que desarrolla 400 CV de potencia y 480 Nm de par máximo, suficientes para acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 4,1 segundos. Podrían contarse con los dedos de la mano los coches de su tamaño que mejoran esas cifras.

Enfrente tenemos al Jaguar I-PACE 2019. Un SUV que, armado con dos motores eléctricos (uno por cada eje) desarrolla 400 CV y 696 Nm de par máximo. En este último punto, puede decirse que barre a su oponente alemán... ¿será suficiente para compensar sus 450 kilos extra de peso? De momento, lo único claro es que este esquema mecánico estará presente en muchos de los deportivos del futuro. 

Jaguar I-PACE 2018

¿Electricidad o turboalimentación?

Si ya has visto el vídeo, habrás comprobado que el Audi aplasta, literalmente, al Jaguar. En la carrera de un cuatro de milla, ni siquiera una entrega de par más inmediata permite al modelo británico obtener ventaja en la salida. De hecho, su elevado peso de 2.208 kilos se convierte en un lastre insalvable... que permite imponerse al modelo alemán sin dificultades.

Por otro lado, el RS 3 también se impuso en una prueba de aceleración lanzada y al analizar las distancias de frenado. Pero no debería sacar demasiado pecho: dentro de poco su oponente podría contar con una versión SVR, que diera la vuelta a esta situación.

Audi RS 3, más información:

Galería: Jaguar I-PACE 2018