Los 493 CV de potencia que desarrolla el motor impulsan al compacto alemán hasta los 300 km/h.

El preparador de cabecera de la marca de los cuatro aros, ABT Sporstline, primero centró su atención en el Audi RS 3 Sedan. Sin embargo, ahora le toca el turno al Audi RS 3 Sportback, que se beneficia de una extensa nómina de mejoras.

Si empezamos por los cambios más obvios, podemos advertir que las llantas de aleación de serie han dejado paso a unas mucho más grandes, concretamente de 20 pulgadas, en acabado negro. Además, el preparador ofrece una terminación mate o brillante, como puedes apreciar en las imágenes.

En cualquier caso, si no te convence este diseño, puedes optar por otros modelos, tanto de 20 pulgadas como por otras más discretas de 19.

También te podría interesar:

Lo mejor se esconde debajo del capó

Si dejamos al margen las llantas, el compacto deportivo de la firma de Ingolstadt ha recibido unos pasos de rueda delanteros de mayor tamaño, para dejar claro que no estamos ante un RS 3 Sportback cualquiera.

En la zaga, ahora podemos advertir dos colas de escape dobles de mayor diámetro, que consiguen modificar el sonido procedente del motor de una forma sustancial; el nuevo silenciador de ABT también es responsable de esta nueva melodía. La parte trasera está rematada con un kit de carrocería aerodinámico, con un diseño bastante sutil, que cuesta bastante diferenciar del paragolpes original de un RS 3 Sportback de serie.

Audi RS3 Sportback by ABT Sportsline

Tampoco conviene dejar pasar el blanco inmaculado que viste la carrocería y que podría hacernos pensar, equivocadamente, que estamos antes un RS 3 Sportback recién salido del concesionario. 

Por el contrario, el cambio más importante se encuentra escondido debajo del capó. Tanto es así que el bloque turboalimentado de 5 cilindros, con 2,5 litros de cilindrada, alcanza los 493 CV de potencia y los 570 Nm de par motor.

Este aumento de potencia se ha conseguido gracias a una centralita electrónica específica de ABT y un nuevo intercooler, además del mencionado sistema de escape. De esta forma, el automóvil alemán es capaz de acelerar, de 0 a 100 km/h, en solo 3,7 segundos y alcanza una impresionante velocidad punta de 300 km/h.

Audi RS3 Sportback by ABT Sportsline

Así las cosas, si consideras que los 493 CV de la preparación de ABT Sportsline son demasiado para ti, el preparador alemán ofrece un kit menos elaborado con el que el motor del RS 3 Sportback se conforma 'solo' con 453 CV. Obviamente, la preparación también contempla modificaciones en el habitáculo, con diferentes tapicerías de cuero disponibles, así como numerosas inserciones en fibra de carbono.

Galería: Audi RS3 Sportback by ABT Sporstline