El vehículo luce unos grupos ópticos diferentes y está plagado de sensores de telemetría.

Nürburgring es una mina de oro si hablamos de realizar fotos espía a vehículos de pruebas. La última víctima ha sido el Bugatti Chiron... y no es la primera vez que sucede. Los fotógrafos de DCN Carphotography han publicado en Instagram unas instantáneas de un prototipo de pruebas rodando en el circuito alemán.

La unidad viste una carrocería en negro mate y equipa unos pilotos diferentes a los de serie. Además, en el exterior del mismo, se pueden apreciar numerosos sensores, incluso un medidor de telemetría ubicado en el parabrisas.

Curiosamente, la carrocería prescinde del logotipo frontal de Bugatti, algo realmente divertido, si tenemos en cuenta que el Chiron resulta uno de los pocos vehículos inconfundibles de la actualidad.

También te podría interesar:

En los dos últimos meses, hemos podido ver a los responsables de pruebas de Bugatti varias veces en el Infierno Verde. Puestos a encontrar una explicación lógica a estas pruebas, lo más probable es que el fabricante esté preparando una actualización del hiperdeportivo.

Bugatti ya adelantó la posibilidad de un futuro Chiron pensado para ofrecer una agilidad excepcional y no tanto para cosechar otro récord de velocidad. Entre los rumores que se barajan, esa actualización estaría encaminada a rebajar el peso del vehículo, al tiempo que se añadiría un paquete aerodinámico más eficaz.

El resultado final debería ser un superdeportivo capaz de devorar curvas de forma insaciable a una velocidad desproporcionada. Los rumores también apuntan a que solo se fabricarán 40 unidades, a un precio aproximado de 5.150.000 euros.

Bugatti Chiron prototipo de pruebas

A la vista del prototipo de pruebas, no se aprecian cambios aerodinámicos significativos. Sin embargo, eso no significa que el fabricante no esté realizando pruebas en otros apartados, como la suspensión o la puesta a punto mecánica.

En este sentido, algunas fuentes apuntan a que la actualización del Chiron incluirá una nueva caja de cambios automática para asegurar una mayor aceleración. De esta forma, supuestamente, todos los cambios aplicados rebajarían la velocidad máxima a 'solo' 385 km/h.

Bugatti Chiron prototipo de pruebas

Otra posible explicación al prototipo de Bugatti podría residir en el hecho de que el fabricante esté valorando la posibilidad de conseguir el récord de vuelta rápida al Infierno Verde.

Después de que Koenigsegg nos sorprendiera a todos (incluso a Bugatti), el año pasado, con el récord de aceleración de 0 a 400 km/h y de nuevo a 0, además de su título honorífico como coche de producción más rápido con 446.97 km/h, no nos sorprendería ver al Bugatti Chiron atacando el registro de vuelta en Nürburgring.

 Fuente: Carphotography de DCN a través de Instagram

Galería: Bugatti Chiron en Nürburgring