Las grandes apuestas de la marca alemana serán el Caddy TGI, impulsado por gasolina y gas natural comprimido (GNC), y la nueva generación del Crafter.

La división de vehículos industriales de Volkswagen está viviendo un momento dulce, como demuestra el hecho de que los seis primeros meses de 2018 se hayan convertido en el mejor semestre de su historia, con unas matriculaciones de 9.750 unidades, un 15,7% más que en el mismo periodo del año anterior.

Uno de los motivos por los que la compañía ha conseguido llegar a un mayor número de clientes ha sido la presentación de la nueva generación del Volkswagen Crafter que, frente al modelo al que reemplazó, ha incrementado la demanda en un 52%.

Novedades de Volkswagen Vehículos Comerciales

Volkswagen Crafter 2018: empieza con buen pie

La gran novedad del Volkswagen Crafter 2018, respecto a su antecesor, es la introducción de variantes con carrozados estandarizados, que simplifican el proceso de compra.

¿Qué quiere decir esto? Hasta ahora, los clientes podían adquirir un Crafter con configuración furgón o chasis cabina. En este último caso, además, debían acudir a un carrocero para dotarlo de una caja y homologar las modificaciones, algo que no siempre resultaba sencillo.

Para solucionar este problema, la generación actual de este comercial ofrece dos carrocerías estandarizadas: el Crafter Box y el Crafter Fresh. La primera es una versión con 140 CV, orientada al transporte de mensajería y paquetería. Para ello, cuenta con tres variantes:

  • Batalla media, con volumen de carga de 18 m3 y capacidad de 7 europalets
  • Batalla larga, con volumen de carga de 20 m3 y capacidad de 8 europalets
  • Batalla larga, con altura de 2,30 metros (2,15 del resto), con volumen de carga de 22 m3 y capacidad de 8 europalets

Por otra parte, el Volkswagen Crafter 2018 también cuenta con una variante idónea para transportar mercancías perecederas: el Fresh, que se ha puesto a la venta este mismo mes de julio, con un precio de partida de 27.200 euros. Está disponible con motores de ciclo diésel, con 140 o 170 CV.

En este caso, cuenta con carrocería isotermo que, a su vez, puede estar dotada de un equipo de frío Hwasung Thermo. Además, incorpora unas paredes de 70 milímetros de grosor y un suelo reforzado que permite el acceso de carretillas elevadoras. Existen dos variantes del Crafter Fresh:

  • Frigorífico reforzado clase A: provisto de un dispositivo de producción de frío de entre +12 ºC y 0 ºC, ambos incluidos.
  • Frigorífico reforzado clase C: dotado de un dispositivo de producción de frío de entre +12 ºC y -20 ºC, ambos incluidos

También te podría interesar:

Novedades de Volkswagen Vehículos Comerciales

Volkswagen Caddy TGI 2018: con la ecología por delante

Otra de las grandes estrellas de los vehículos comerciales de Volkswagen, es el Caddy TGI, que puede emplear, indistintamente, gasolina y gas natural comprimido (GNC) como combustible. Está impulsado por el conocido motor 1.4 TGI de 110 CV y 200 Nm de par máximo, presente en modelos como los SEAT León, Skoda Octavia

Gracias a un depósito de 26 kilos de capacidad, en el Caddy, y de 34, en la Variante Caddy Maxi, estos modelos son capaces de recorrer 610 y 760 kilómetros, respectivamente, empleando únicamente gas. Por su parte, cuando se acaba este carburante, un depósito de gasolina con 13 litros de capacidad garantiza la movilidad.

Por lo demás, este tipo de motorización tiene la ventaja de que cuenta con el distintivo ECO de la DGT, algo que le garantiza la accesibilidad a las grandes ciudades. Sin embargo, si nos centramos exclusivamente en factores económicos, según la marca, este Caddy permite ahorrar un 50% respecto a la versión de gasolina equivalente y un 30% respecto al diésel.

Para finalizar, diremos que el Volkswagen Caddy 2018 está disponible en versiones furgón (industrial), Kombi (mixta) y Trendline (enfocada al transporte de pasajeros).

Galería: Novedades de Volkswagen Vehículos Comerciales para 2018