Este 'Frankestein' es el resultado de combinar un lujoso Mercedes-Benz Clase S, con el chasis de un camión militar ruso.

Mercedes-Benz es una marca especialista en fabricar vehículos infalibles en el campo, como queda patente al observar los Mercedes-Benz Clase G o el mítico camión Unimog. Pero parece que un preparador ruso está trabajando en algo todavía mejor: un Mercedes-Benz S500, de la generación W140, combinado con el chasis del camión militar Gaz 66 que, prácticamente, puede superar cualquier obstáculo... por complicado que parezca.

¿El resultado? Espectacular, como puedes ver en el vídeo que ilustra esta noticia, en el que se observa el proceso de transformación de este increíble vehículo, capaz de hacer vadeos imposibles y de avanzar sin problemas sobre la nieve profunda. 

Más noticias de Mercedes-Benz:

Una prepación con mucha orfebrería

Como imaginarás, concebir este todoterreno no ha sido tan sencillo como ubicar un S500 en la parte superior del chasis del camión Gaz. Entre otras cosas porque, para ello, los primeros pasos han sido desmantelar el Gaz 66 e incorporar algunos componentes del tren motriz del Mercedes-Benz, incluido el motor V8 de 5,0 litros, que genera 320 CV, asociado a una caja de cambios automática. 

Por otro lado, el interruptor situado en la consola central muestra que incorpora distintos bloqueos de diferencial. El fabricante también ha aplicado una actualización importante al equipo de frenos, al sustituir los tambores por discos. Por otro lado, los neumáticos Mickey Thompson tienen un aspecto acorde al tipo de vehículo y aseguran un gran agarre en terrenos accidentados. 

Sin duda, este coche sería un digno miembro de nuestra lista de coches para superar el apocalipsis... algo que puedes comprobar por ti mismo en el vídeo.

Más curiosidades en Motor1.com: