Como ya os hemos comentado, este SUV se situará por debajo del T-Roc y se fabricará en Navarra, junto al Polo.

Es cierto, no son las primeras fotos espía que te mostramos del Volkswagen T-Cross 2018, pero a diferencia de las primeras, ya se puede observar el coche casi listo para presentarse en un evento privado o en un salón del automóvil. Como ya te comentamos, el modelo se colocará como el SUV de acceso a la gama de Volkswagen y se fabricará en la planta navarra de Landaben.  

Por lo que se puede apreciar en las imágenes, el todocamino urbano heredará soluciones estéticas de su 'hermano' mayor, el T-Roc. Por ejemplo, la parrilla unida a los faros, con unos ángulos muy marcados.

El perfil del coche parece conservador. No hay nada que se salga fuera de los cánones habituales en un modelo de este tipo. Si acaso, los hombros, que resultan algo más marcados que en otros modelos de la competencia. 

En cuanto a la zaga, lo más destacable es el spoiler ubicado encima de la luneta. Por lo demás, el paragolpes parece presentar un diseño clásico y no aparecen salidas de escape a la vista.

Por lo tanto, el Volkswagen T-Cross 2018 no parece que vaya a 'salirse del tiesto' en el apartado estético, si bien podrá elegirse con carrocería bicolor, solución con la que ganará frescura.  

Fotos espía Volkswagen T-Cross 2018
Fotos espía Volkswagen T-Cross 2018

Volkswagen T-Cross 2018: plataforma y motores del Polo

En el apartado estructural, el coche se sustenta en la conocida plataforma MQB A0, la misma que emplean el Volkswagen Polo y los SEAT Ibiza y Arona. En principio, dispondrá de 30 milímetros menos de distancia entre ejes, en comparación con el T-Roc. 

Aunque no conocemos la gama mecánica, solo hay que observar la del Polo y, probablemente, estaremos en el buen camino. Entre las opciones de gasolina, hay motores atmosféricos 1.0 MPI, de 65 y 75 CV, y turboalimentados 1.0 TSI, de 95 y 115 CV. También se proponen mecánicas turbodiésel 1.6 TDI, de 80 y 95 CV, así como la alternativa bifuel TGI (gasolina y GNC), de 90 CV. La guinda al pastel la pone el motor 2.0 TSI de 200 CV para el GTI.

En principio, el Volkswagen T-Cross 2018 renunciará a los bloques de aspiración atmosférica y heredará el resto... con la duda de la mecánica de 200 CV. ¿Habrá versiones de tracción total? El SEAT Arona no las ofrece, por la propia naturaleza de la plataforma, así que creemos que a su 'primo' alemán le sucederá lo mismo.   

Ahora solo queda saber cuándo se presentará el nuevo SUV. Volkswagen decidió mostrar el Touareg hace unos meses en un evento organizado por la propia marca, como alternativa al salón de Ginebra. Por lo tanto, no se descarta que con el T-Cross haga lo propio. En cualquier caso, lo conoceremos sin camuflaje después del verano.

Fuente: Automedia

Otras noticias de Volkswagen en Motor1.com:

Galería: Fotos espía Volkswagen T-Cross 2018