La marca sueca ampliará la producción del Coche del Año en Europa 2018.

Parece que Volvo ha dado en la tecla del éxito con el XC40, su nuevo SUV compacto. De momento, la marca sueca ha recibido cerca de 80.000 pedidos del Coche del Año en Europa 2018, así que deberá aumentar la producción del vehículo para satisfacer la fuerte demanda generada.

Este incremento de la fabricación se producirá tanto en la planta belga de Gante como en la china de Luqiao, si bien dará comienzo a partir de la primera mitad de 2019. Por lo tanto, aquellos que estén interesados en el todocamino nórdico, deben ser conscientes de que tendrán que esperar unos meses hasta que se les entregue el vehículo. 

Al respecto, Hakan Samuelsson, presidente y consejero delegado de Volvo Cars, aseguró que "el éxito del XC40 ha superado incluso nuestras expectativas más optimistas. El segmento de los SUV compactos es el que está creciendo a un ritmo más rápido actualmente en el sector, así que esperamos poder sacar partido a esta tendencia". 

Volvo XC40 2018

La planta de Gante podrá centrarse más en el XC40, ya que el nuevo S60, que llegará sin motores turbodiésel, se fabricará en Estados Unidos. Por su parte, el nuevo V60 continuará ensamblándose en el centro belga, pero también en la fábrica sueca de Torslanda.

El Volvo XC40 es el primer modelo de la marca nórdica que emplea la plataforma modular CMA. Puede elegirse con tres motores turboalimentados de gasolina, con 156, 191 y 247 CV, y con uno de ciclo diésel, que emplea tecnología biturbo y entrega 190 CV. 

Todas las mecánicas se comercializan asociadas a una caja automática con convertidor de par, de ocho velocidades, excepto la versión tricilíndrica T3, que se vincula a un cambio manual de seis velocidades. Más adelante, en 2019, se espera una variante híbrida enchufable. El precio base del todocamino sueco es de 30.950 euros. 

También te podría interesar:

Galería: Volvo XC40 2018