Se trata de un superdeportivo adaptado para grabar a alta velocidad.

En el mundo cinematográfico, las persecuciones de automóviles a gran velocidad son bastante frecuentes. Para rodar esas escenas, se necesitan vehículos especiales, los denominados coches-cámara, y existen numerosos ejemplos, como los Porsche Cayenne Turbo y 911 Turbo, el Ferrari 458 Spider o el Hummer H1.

Puestos a encontrar excentricidades, sabemos que existe un Bugatti Chiron para estos menesteres. De hecho, fue el encargado de grabar al otro Chiron que consiguió el récord de 0-400-0 km/h. Sin embargo, el protagonista de esta noticia es otro superdeportivo un poco más 'modesto': el magnífico Lamborghini Huracam. No, no nos hemos equivocado. El nombre está bien y hace un guiño a la función que desempeña este velocista, con 610 CV de potencia.

Lamborghini Huracam

Lamborghini Huracam, una cámara móvil con 610 CV

Sobre la base de un Lamborghini Huracán, con motor V10 atmosférico, el superdeportivo italiano, apodado 'Huracam', lleva varios meses trabajando para la empresa norteamericana, Incline Dynamic Outlet, ubicada en Nevada. Por supuesto, al precio del vehículo, debemos añadirle la inversión requerida para dicha transformación, cifrada en más de medio millón de dólares.

Otras noticias relacionadas:

El Lamborghini Huracam, lógicamente, es menos 'salvaje' que un Huracán de serie, si hablamos de prestaciones. Sobre todo, por el aumento de kilos extra que debe soportar el vehículo. Un peso añadido que no ha sido facilitado por la empresa.

En cualquier caso, el automóvil italiano es capaz de acelerar de forma muy ágil y de alcanzar los 300 km/h. Unas cualidades que permiten grabar, a máxima velocidad, a casi cualquier superdeportivo a la venta en la actualidad. 

Así las cosas, no pienses que el coste más elevado corresponde al vehículo. El equipo de filmación supera el precio del Huracán. Para que te hagas una idea, solo el estabilizador de la cámara de 360 grados cuesta unos 600.000 euros...

Lamborghini Huracam