Frente al Spyder convencional, resulta 35 kilos más ligero.

Si, en 2017, Lamborghini presentaba en el salón de Ginebra el Huracán Performante Coupé, un año después ha vuelto a las andadas, pero en esta ocasión, con su versión cabrio, denominada Lamborghini Huracán Performante Spyder 2018.

A simple vista, la mayor modificación, respecto a su equivalente cerrado, es la incorporación de un techo de lona eléctrico, que se abre y se cierra en 17 segundos, hasta una velocidad máxima de 50 km/h. Por otro lado, también cambia la parte trasera de la carrocería, a la que se han añadido unos arcos de seguridad, que, además, se elevan ligeramente cuando está descapotado, para reducir las turbulencias aerodinámicas en el habitáculo.

Los cambios en la carrocería no han afectado al sistema de aerodinámica activa ALA (Aerodinamica Lamborghini Attiva), que, gracias a la incorporación de elementos móviles, es capaz de generar fuerzas descendentes, ¡casi un 750% superiores a las del Huracán Spyder convencional! 

Lamborghini Huracan Performante Spyder 2018
Lamborghini Huracan Performante Spyder 2018

Lamborghini Huracán Performante Spyder 2018: aligerado en 35 kilos

Gracias a la incorporación masiva de material plástico reforzado con fibra de carbono (PRFC) en la tapa del motor, el spoiler delantero o el difusor trasero, se ha conseguido reducir el peso en 35 kilos, respecto al Huracán Spyder convencional. En cualquier caso, como en todo cabrio, los refuerzos para mitigar la pérdida de rigidez de la carrocería, han hecho que resulte 125 kilos más pesado que el Huracán Performante Coupé.

Eso significa que el peso en vacío es de 1.507 kilos, la relación peso potencia, de 2,35 kg/CV y la distribución de pesos, del 43% en el eje delantero y el 57% en el trasero.

Lamborghini Huracan Performante Spyder 2018

El motor no cambia

Al igual que la versión coupé, el Lamborghini Huracán Performante Spyder 2018 está impulsado por un motor atmosférico de gasolina 5.2 V10, que desarrolla 640 CV de potencia a 8.000 rpm y 600 Nm de par máximo a 6.500 vueltas. Gracias a ello, acelera de 0 a 100 km/h en 3,1 segundos, alcanza 200 km/h en 9,3 segundos y una velocidad máxima de 325 km/h... lo que le convierte en uno de los cabrios más rápidos del mundo.

En principio, las primeras unidades de este Lamborghini se entregarán en verano, con un precio de partida de 219.585 euros, antes de impuestos, en el mercado europeo.

Lamborghini, más información en Motor1.com:

Lamborghini Huracan Performante Spyder 2018