Solo se fabricaron 2.500 unidades de este todoterreno oriental.

En Mitsubishi, la palabra 'Evolution' va inevitable ligada al Lancer. Sin embargo, existió un Pajero Evo, un todoterreno bastante raro y exclusivo, del que se fabricaron 2.500 unidades, durante su corto periodo de vida comercial: entre 1997 y 1999.

Pero, ¿sabes el motivo de esa cifra tan reducida? Sencillamente, se debía a exigencias de homologación. Mitsubishi tenía que construir, como mínimo, 2.500 unidades matriculares, para poder disputar el Rally Dakar; un vehículo con el que triunfó en la categoría T2, en las ediciones de 1997 y 1998.

Mitsubishi Pajero Evolution

Mitsubishi Pajero Evolution, motor V6 y 280 CV

De esta forma, nació el Pajero Evolution, equipado con un motor V6 de gasolina, con 3,5 litros de cilindrada, que desarrollaba una potencia de 280 CV a 6.500 rpm y un par motor máximo de 347 Nm a 3.000 vueltas. Esta edición especial nació del denominado 'pacto de caballeros', desarrollado por los fabricantes japoneses, que acordaron limitar la potencia máxima de estos vehículos a 280 CV.

Respecto a las prestaciones, el Pajero Evolution era capaz de acelerar, de 0 a 100 km/h, en 8,5 segundos y alcanzar una velocidad punta de 210 km/h. Unas cifras respetables, si tenemos en cuenta que se trata de un todoterreno con el que podrías cruzar un desierto sin demasiados esfuerzos.

Mitsubishi Pajero Evolution

El peso máximo era de solo 1.950 kilos y el capó, hecho a medida, estaba forjado en aluminio. Los pasos de ruedas delanteros y traseros se ensancharon, respecto a un modelo de serie, de batalla corta. También se instalaron diferenciales autoblocantes de tipo Torsen, en ambos ejes.

Mitsubishi desarrolló una suspensión específica, con amortiguadores de mayor recorrido, además de añadirle una caja de cambios automática, tal y como se puede ver en el vídeo que acompaña a esta noticia. En cualquier caso, también se ofrecía una versión con cambio manual y una dotación de serie bastante limitada. 

Mitsubishi Pajero Evolution

Para hacerlo destacar respecto a un Pajero convencional, la firma de los tres diamantes añadió a la versión Evolution un aspecto más agresivo, con un alerón trasero de apreciables dimensiones. En el frontal, el paragolpes delantero incluía cuatro faros antiniebla, así como una placa cubrecárter bastante robusta. En el interior, se instalaron asientos de tipo baquet de Recaro.  

Si tenemos en cuenta el ejercicio de diseño e-Evolution Concept, presentado en octubre de 2017, bien podríamos aventurarnos en asegurar que volveremos a ver un Mitsubishi todoterreno con el apellido Evolution. Sin embargo, la firma japonesa ha confirmado que no existirá un modelo de producción con las siglas Evo, probablemente, hasta la próxima década.

Por este motivo, los veteranos Pajero Evolution seguirán siendo vehículos míticos para los seguidores de los raids, en general, y de Mitsubishi, en particular.

Otras noticias relacionadas:

Galería: Mitsubishi Pajero Evolution