¿Están todos o crees que falta alguno?

Seguro que recordarás algunas de las últimas entregas de 'Lo mejor de Mercedes-Benz'. Hoy os traemos un nuevo vídeo de la saga creada por la marca de la estrella, que nos enseña "los hechos más sorprendentes, entretenidos o divertidos del universo Mercedes-Benz".

Este episodio trata sobre los cinco descapotables más atractivos que el fabricante alemán ha construido a lo largo de los años... e incluye algunas sorpresas.

Mercedes-Benz 300 SL Roadster 1962

Un quinteto de descapotables de ensueño

Evidentemente, cuando presumes de un historial avalado por décadas de experiencia en la construcción de automóviles, incluidos descapotables, no resulta una tarea sencilla encontrar los cinco mejores.

En cualquier caso, los responsables del vídeo se han decidido por un quinteto de estrellas, en cuya última posición, encontramos el espectacular Mercedes-AMG GT C Roadster, equipado con su motor biturbo V8, con 4,0 litros de cilindrada y 550 CV de potencia. Razones para incluirlo en este ranking existen muchas, pero quizás, los 3,6 segundos que necesita para alcanzar los 100 km/h desde parado, sea el argumento definitivo.

Mercedes-AMG GT C Roadster 2018

A continuación, nos encontramos con el Mercedes-Benz 280 SE 3.5 Cabriolet, que equipaba un propulsor de gasolina 3.5 V8, con 200 CV de potencia. Alcanzaba una velocidad punta de 210 km/h y era uno de los descapotables más lujosos de su tiempo, con un cuadro de instrumentos con acabados en madera y elevalunas eléctricos.

En tercera posición, descubriremos el que podríamos considerar como el sucesor ideológico del 3.5 Cabriolet: el futurista Clase S Cabriolet. Un descapotable que reúne "lujo innovador, envuelto en un diseño exterior sensual", tal y como afirma el fabricante de automóviles.

Vision Mercedes-Maybach 6 Cabriolet render

En segunda posición, la marca alemana ha elegido lo que puede considerarse como toda una sorpresa. Se trata del impresionante Vision Mercedes-Maybach 6 Cabriolet, un vehículo impulsado por cuatro motores eléctricos síncronos, uno para cada rueda, con una potencia combinada de 750 CV. El conjunto de baterías ofrece una autonomía máxima de 322 kilómetros.

Y, por último, o mejor dicho, en primer lugar, la joya de la corona. El mítico Mercedes-Benz Roadster SL 300. No hablamos solo del descapotable más bello jamás construido por la marca, sino también del primer vehículo que incorporó un motor con inyección de combustible en el catálogo de producto del fabricante germano.

Mercedes-Benz 300 SL Roadster 1962

Otras noticias relacionadas:

Mercedes-Benz 300 SL Roadster 1962