El equipo Movistar Yamaha de MotoGP ha presentado este miércoles, en Madrid, la decoración de la M1 para la temporada 2018, con la que correrán Valentino Rossi y Maverick Viñales.

Madrid.- En la decoración de la Yamaha M1 de 2018 vuelve a dominar el color azul habitual de la marca de Iwata, pero con algunos cambios respecto a la moto de 2017. Ahora, el logo de Movistardestaca más, es más grande y luce en color blanco, que contrasta con el azul oscuro predominante en la moto.

Más información de Yamaha:

Yamaha apresenta moto de Rossi e Viñales para 2018

La nueva decoración, plasmada sobre un prototipo de 2017, acabará siendo la definitiva cuando se pinte sobre la moto de la temporada 2018. En principio, esta moto se pondrá en pista durante los test de pretemporada, que comenzarán este fin de semana en Sepang y finalizarán en marzo, en Qatar. Yamaha espera, para ese último test, tener ya la moto de 2018 completa.

Pero no será un paso baladí. Yamaha fracasó estrepitosamente al diseñar la moto de 2017, lo que dejó a sus pilotos, Rossi y Viñales, fuera de la lucha a mitad de temporada. De hecho, la pasada campaña fue la peor temporada de Yamaha en la última década a todos los niveles: puntos, clasificación de pilotos, victorias… De ahí, que para la moto de 2018, el objetivo primordial sea recuperar la competitividad para ponerse al nivel de Honda y Ducati, las dos motos que pelearon por el campeonato hasta la última carrera.

Pero hay algo más. La renovación de Valentino Rossi para el bienio 2019-2020 depende, en gran medida, de la competitividad de la moto de 2018. Al parecer, el italiano tomará la decisión de seguir o plantearse la retirada, en el primer tercio de la temporada. De ahí que la importancia de acertar con el prototipo sea vital.

 

Kouichi Tsuji, explicó a la presidencia de Yamaha Motor Racing sus nuevas funciones dentro de la compañía. “Mi trabajo se apoya ahora en tres pilares, el desarrollo de nuevas tecnologías y la aplicación en el día a día, hacer más reconocida la marca Yamaha en el mundo y la evolución de la marca en las carreras, lo que hacía hasta ahora, apoyado con el trabajo de Lin Jarvis en los circuitos”.

“Los pilotos, Valentino y Maverick, son una de nuestras fortalezas, pero también nuestro equipo, que es muy potente, junto con nuestros patrocinadores, de todo el mundo. Vamos a tener hasta cincuenta este año. Tenemos una mezcla que nos hace ser un equipo especial, que sube constantemente su nivel”, explicó Tsuji sobre la fortaleza de Yamaha.

En cuanto al objetivo que se marca el equipo para la próxima temporada, el nipón fue tajante: “El objetivo de Yamaha para esta temporada es ganar el título de campeones del mundo”.

También sorprendió la ausencia de Lin Jarvis en la presentación, excusado por un pequeño problema de salud. En su lugar, el director del equipo, Massimo Meregalli, explicó: “Los test de Valencia y Sepang fueron muy importantes porque probamos lo mismo en dos circuitos diferentes, lo que nos dio una muy buena base para el trabajo que empieza esta semana nuevamente en Sepang”.

“Habrá una nueva cita en Tailandia y será importante para testar en un circuito novedoso, para ver si la base es buena. Y también para comprobar el trabajo del invierno y la electrónica, que ha sido nuestro talón de Aquiles por la degradación del neumático trasero. Tenemos información del circuito por las Superbikes, que sí han competido allí”, explicó también Meregalli.

“Por lo que se refiere a los cambios del reglamento sobre test, no creo que se refleje en la evolución de la moto durante el año. Tenemos menos margen para ir a circuitos a preparar las carreras, pero en términos de evolución de la moto, no creo que las nuevas normas nos perjudiquen”.

“El principal objetivo del año es ganar el campeonato del mundo y, en particular, poder dar a los pilotos una moto consistente con la que puedan pelear por el Mundial. He estado en contacto con los pilotos este invierno, les he visto, y he podido comprobar que están bien físicamente y frescos para afrontar este importante 2018”, concluyó el italiano.

Maverick Viñales, Yamaha Factory Racing
 

Hablan los pilotos

Rossi acumula ya 23 temporadas en el Mundial, 19 de ellas en la categoría reina, de modo que es todo un experto en las presentaciones de un nuevo equipo, sin duda.

“Siempre es la misma sensación cuando comienzas, el mismo espíritu. La experiencia te ayuda a poder mejorar y solucionar los problemas que van apareciendo durante la temporada, en los fines de semana de carreras”.

“En invierno estuve en el Rally de Monza, hice la Champions Race y voy a seguir entrenando fuerte toda la temporada en el Rancho, pero quizá minimizando los riesgos, para que no se repitan las lesiones que tuve el pasado año, mientras entrenaba entre carreras durante la temporada”.

“Van a ser muy importantes los test de Sepang, porque ahí se pueden anticipar cómo van a ir las cosas durante el resto de la temporada, luego puede haber mejoras, pero los test te marcan el camino. Nos vamos a concentrar en la moto, en la electrónica y, sobre todo, en la gestión de los neumáticos”, el gran problema de la Yamaha el pasado año.

La reaparición en Aragón fue para Valentino uno de los momentos clave de la temporada pasada. “La lesión llegó en el peor momento de la temporada, estaba a un gran nivel, había hecho un buen test una semana antes y era justo cuando llegaba la carrera de casa en Misano. Tuve mucho dolor, pero hicimos una buena recuperación y pude volver sólo 21 días después de la lesión”, recordó.

Del nuevo gran premio en Tailandia, también hablo Rossi: “Burinam es un circuito más, hasta que no vayamos no sabremos donde estamos. Hace unos años di algunas vueltas, pero hasta que no lleguemos con la M1 no sabremos si podemos ser rápidos en ese nuevo circuito”.

Yamaha apresenta moto de Rossi e Viñales para 2018

Tras la aparición de Rossi, fue el turno de Maverick Viñales: "Estoy muy bien, más en forma que nunca y preparado para subir el nivel de la pasada temporada”, explicó el piloto español.

“El objetivo es el mismo del año pasado, ganar el campeonato del mundo. Para mi, Yamaha es una familia con la que comparto los mismos sentimientos y la misma pasión, todos con un mismo objetivo y eso hace que me sienta muy bien aquí. El objetivo es estar preparados desde la primera carrera y estar siempre en el podio para poder luchar por el campeonato”.

El español no se siente ni más ni menos presionado de cara a su segundo año en Yamaha.“Para mi la presión siempre ha sido algo positivo, este año es similar al pasado, la presión te la pones tu mismo, pero las ganas y la motivación es ahora superior”.

“He estado entrenando duro, en el gimnasio y haciendo motocross, he intentado estar mejor preparado que en 2017 y he trabajado más los puntos en los que, el año pasado, quizá no fui tan fuerte”, explicó.

“Fue muy difícil el test de Malasia por las condiciones (llovió) pero lo importante es que pude dar muchas vueltas y probar muchas cosas. El año pasado fuimos muy rápidos al principio y luego no tuvimos resultados. Lo importante este año es ver rápido lo que funciona y lo que no, para hacer una buena moto”.

“Me gustaría haber podido probar en Phillip Island, pero este año no podrá ser y será importante aprovechar el test de Tailandia”.

Por último Maverick anunció por sorpresa su renovación por Yamaha por dos temporadas más, hasta final de 2020. “Estoy muy contento y feliz de poder anunciar que voy a seguir dos años más con Yamaha; es donde quiero estar y espero estar mucho tiempo aquí”, sorprendió a todo el mundo el piloto de Roses como colofón a la presentación del equipo Yamaha.

 

Yamaha presenta la moto de Rossi y Viñales para 2018