El nuevo sedán de KIA hace algunas cosas mejor que el superdeportivo italiano. Puede que lo escogiéramos. Puede...

En muchas ocasiones, hay marcas que ya no saben qué hacer para atraer la atención sobre sus coches. O, tal vez, sí que lo sepan... perfectamente. A fin de cuentas, enfrentar a un sedán compacto como el KIA Forte 2018, frente a un superdeportivo de la talla del Lamborghini Aventador, parece una gran idea para aumentar su notoriedad.

La campaña es obra de KIA en Estados Unidos, donde el sedán surcoreano resulta especialmente popular. De hecho, son nuestros compañeros de Motor1.com los que nos ponen bajo la pista del vídeo. Presentado recientemente en el salón de Detroit 2018, el nuevo modelo se desplaza hasta un circuito cerrado, donde se encuentra con su amarillo y prestacional competidor. Aunque, como ya ye habrás imaginado, la competición no es exactamente la que estábamos esperando...

Lamborghini Aventador LP700-4 2012
KIA Forte 2018

Comienza el duelo...

Como era de esperar, la comparativa está ligeramente trucada... ya que se centra en los aspectos prácticos del día a día. En este sentido, el KIA Forte 2018 tiene el doble de puertas, que se accionan de manera convencional, en lugar del incómodo mecanismo de tijera del Lamborghini. Primer tanto para el oriental. 

Seguimos con el vídeo. Mientras el KIA cuenta con un amplio maletero, que se puede accionar de manera automática, el Aventador debe conformarse con un pequeño hueco frontal, en el que apenas cabe una bolsa de viaje. 2-0 para Corea del Sur. 

Lamborghini Aventador S Roadster 2018
KIA Forte 2018

La goleada no acaba aquí, ya que mientras el KIA presume de un sistema de infoentretenimiento de última generación, con pantalla táctil, el del Aventador debe manejarse con botones... al tiempo que su grafía nos recuerda a la de los antiguos Audi. Además, si tenemos en cuenta que el coreano incorpora un cargador inalámbrico por inducción para el smartphone, el resultado asciende de 3-0.

Ahora bien, si contamos que no hay que 'lesionarse' para salir del habitáculo y que pueda dar cobijo a cinco ocupantes, el 4-0 ya es escandaloso. Eso sí, el italiano no se rinde. Y, además de ser más rápido, te permite viajar sin los niños a bordo. Sin duda, esto supone el gol de la honra. 

Eso sí, el hecho de que el KIA sea bastante más económico, unos 400.000 euros de nada, le permite anotar el 5-1 final. Es cierto, no era el favorito, pero el Forte ha dado la campanada. Deberíamos haber confiado en él...

Más noticias y pruebas sobre KIA:

Gallery: KIA Forte 2018