La gama más familiar de BMW se pone al día, con ligeros retoques estéticos, mejoras mecánicas y tanta tecnología como siempre.

Cuando se lanzó, allá por el año 2014, el monovolumen germano supuso una gran revolución, e incluso controversia, dentro de BMW. A fin de cuentas, no fue solo su carrocería lo que llamó la atención de muchos apasionados de la marca; también, el hecho de que estrenara una plataforma pensada para la tracción delantera. 

Ahora, de cara a 2018, los BMW Serie 2 Active Tourer 2018 y Serie 2 Gran Tourer 2018 reciben su primer restyling, que les permitirá afrontar, con garantías, la segunda parte de su vida comercial.

BMW Serie 2 Active Tourer
Restyling BMW Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer 2018

Llegará en marzo

Con más de 380.000 unidades vendidas en el mundo, el relevo llegará en marzo de este mismo año; probablemente, tras la celebración del salón de Ginebra

¿Qué cambia por fuera? A simple vista, se ha refrescado el aspecto del frontal, con retoques en la parrilla y el paragolpes, así como el faldón trasero o las salidas de escape. Además, los conductores que busquen más deportividad, siempre podrán optar por un nuevo paquete deportivo M.

También se pueden escoger dos colores de estreno, Jucaro Beige y Sunset Orange, y seis novedosos diseños de llantas de aleación, con medidas comprendidas entre 17 y 19 pulgadas.

Respecto a los faros, los opcionales con tecnología de tipo LED presentan un diseño renovado, al mismo tiempo que pueden incluir función adaptativa y asistente de luz de carretera selectivo. Del mismo modo, los antinieblas delanteros también pueden contar con diodos luminosos.

Si pasamos al interior, se anuncian materiales de mayor calidad, así como nuevas tapicerías y un selector del cambio automático rediseñado.

Restyling BMW Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer 2018
Restyling BMW Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer 2018

Modificaciones mecánicas

Si hablamos de oferta de motores, se mantiene la tónica del modelo anterior, aunque se introducen modificaciones para mejorar la eficiencia, con cambios en el cigüeñal, el accionamiento de las válvulas, el turbocompresor o la gestión del calor. Además, en el caso de los motores de gasóleo, adoptan un catalizador de oxidación selectiva (SCR) para reducir las emisiones de NOx, mientras que los de cuatro cilindros optan por un doble turbo. Todo, para reducir el consumo medio de la gama, que se mueve entre 4,3 y 6,4 litros cada 100 kilómetros. 

Dicho esto, el Active Tourer ofrece versiones con cifras de potencia comprendidas entre 116 y 231 CV, mientras que el Gran Tourer debe conformarse con variantes de entre 116 y 192 CV. 

Si hablamos de cajas de cambios, es posible elegir entre tres opciones: automática de doble embrague Steptronic, de siete marchas; automática con convertidor de par Steptronic, de ocho; y manual, de seis. 

¿Y la variante híbrida enchufable 225xe iPerformance Active Tourer? Pues se mantiene en la gama, con 224 CV, un consumo medio de 2,3 litros cada 100 kilómetros y 45 kilómetros de autonomía eléctrica. 

Restyling BMW Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer 2018

Otro aspecto en el que se mantiene 'en forma' es el equipamiento, tanto al hablar de tecnología, como al hacerlo de seguridad. Así, el sistema multimedia puede contar con pantallas táctiles de 6,5 u 8,8 pulgadas, control por voz, mando de control iDrive con Controller táctil... Por supuesto, tampoco faltan los servicios BMW ConnectedDrive, conexión wifi o el protocolo de conectividad Apple CarPlay.

Y si buscas ayudas electrónicas a la conducción, tampoco te defraudará, ya que puede incluir control de velocidad de crucero adaptativo, asistente de conducción en atascos, el paquete Driving Assistant Plus...

Por el momento, BMW no ha anunciado los precios, pero, seguramente, no tardará en hacerlo... y nosotros te los ofreceremos. Así que no nos pierdas de vista.

Más noticias sobre BMW:

Galería: Restyling BMW Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer 2018