Tras la presentación de la Kawasaki Z900RS, inspirada en la Z1, Kawasaki desveló en el EICMA su versión café racer: la Z900RS CAFE.

Partiendo de la base de la Kawasaki Z900RS, la Z900RS CAFE nos recuerda las preparaciones para carreras que se hacían con la Kawasaki Super Four Z1, de 1972, cuando las primeras superbikes solo montaban un pequeño carenado de faro.

Kawasaki Z900RS CAFE 2018

Manillar bajo y escape afinado, sus señas de identidad

El manillar bajo de la Z900RS CAFE proporciona una posición de conducción que se adapta perfectamente al minimalista carenado delantero y a su asiento, inspirado en la competición de los años setenta.

Kawasaki no solo ha creado esta moto rememorando estéticamente aquella época, sino que también, se ha ocupado de afinar el sonido del sistema de escape para que encaje con la personalidad deportiva de la moto, incorporando además un bonito silenciador con acabado mate.

Las llantas de fundición simulan a las tradicionales, equipadas con radios como los de las motos de antaño, mientras que el motor, con una apariencia limpia, sin cables ni tubos, busca la sencillez estética de esa década setentera. Un propulsor que, por cierto, ofrece 111 CV a 8.500 rpm y generosas dosis de par.

El aire retro esconde la mejor tecnología actual

Al igual que la mítica Kawasaki Z1, que en su día supuso una auténtica revolución en lo que a ingeniería se refiere, la Z900 RS CAFE incorpora los mejores adelantos tecnológicos de la firma de Kobe, como acelerador de doble mariposa, embrague asistido antirebote, ABS, iluminación de tipo LED o pantalla de instrumentación LCD.

Para mejorar la seguridad, el nuevo modelo recurre al control de tracción de Kawasaki (KTRC), que cubre un amplio rango de condiciones para el piloto, mejorando el rendimiento deportivo con la confianza que da al rodar en superficies con distinta adherencia. El conductor puede elegir entre dos opciones de configuración del mencionado KTRC: la primera prioriza al máximo la aceleración, mientras que la segunda proporciona seguridad en superficies resbaladizas. Los conductores también pueden optar por desconectar el sistema.

Kawasaki Z900RS CAFE 2018

Chasis tubular y suspensión trasera Back Link

Su ligero chasis multitubular, la horquilla invertida delantera de 41 milímetros y la suspensión trasera Back Link, con el amortiguador posterior en disposición horizontal, para contribuir al uso eficiente del espacio disponible, así como al centrado de las masas, hacen de la Kawasaki Z900RS CAFE una moto con un eficiente comportamiento dinámico.

Kawasaki no ha querido dejar nada al azar en esta moto y la Z900RS CAFE será el punto de partida para una mayor personalización, contando con una amplia gama de accesorios originalesque estarán disponibles para customizarla al gusto de cada cliente y dotar a cada unidad de una personalidad propia.

Otras noticias relacionadas:

Kawasaki Z900RS CAFE 2018