No, el Papa no ha cambiado su habitual vehículo de transporte.

El Papa Francisco acaba de recibir un Lamborghini Huracán de manos de los responsables de la firma de Sant'Agata Bolognese, que se lo han podido entregar en persona, en un acto en la ciudad del Vaticano.

El regalo en cuestión es un Lamborghini Huracán RWD (propulsión trasera) que pasó por las manos del departamento de personalización de Lamborghini. Como puedes observar en las imágenes, la carrocería del superdepotivo italiano está pintada en blanco, en contraste con unas inserciones de oro, que representan los colores de la bandera del Vaticano. Una combinación espectacular.

Lamborghini Huracán

Lamborghini Huracán RWD, una subasta con fines benéficos

Tras recibir el obsequio, el Papa Francisco inmortalizó la entrega firmando el capó del Lamborghini Huracán. Se trata de un ejemplar único que, desafortunadamente, no veremos circulando por las calles de Roma... con el santo padre al volante.

Y lo decimos porque este vehículo se podrá adquirir en un acto organizado por la casa de subastas RM Sotheby's, el próximo 12 de mayo de 2018. Si tenemos en cuenta que el precio de partida de un Lamborghini Huracán RWD Coupé en nuestro país es de 203.625 euros, esta copia firmada por el Papa Francisco debería superar ampliamente esa cantidad.

Lamborghini Huracán
Lamborghini Huracán

Una recaudación que, en parte, financiará la reconstrucción de los lugares de oración ubicados en la llanura de Nínive, en Iraq. Con este proyecto, se busca que los cristianos iraquíes, que tuvieron que abandonar sus hogares por motivo de la guerra, puedan reconstruir las iglesias en sus pueblos de origen.

Además, con la venta de este Lamborghini Huracán también se obtendrán fondos para dos asociaciones italianas en África, así como de una cuarta que lucha contra las redes de prostitución. Al margen de esto, el Papa Francisco seguirá fiel a su papamóvil: un Mercedes-Benz Clase M modificado.

Otras noticias relacionadas:

Lamborghini Huracán para el Papa Francisco