Bajo peso, motor potente y propulsión trasera. Lo tiene todo para lograr el máximo disfrute.

2006. En ese año, TVR cesó su producción y entró en una era oscura. No fue hasta 2013 cuando la marca británica de deportivos volvió a la vida, gracias a su nuevo dueño, Les Edgar. Después de mucho tiempo de trabajo, la compañía se enorgullece de presentar su nuevo vehículo, el TVR Griffith 2018, cuyo nombre rinde homenaje al pasado, ya que esta denominación se utilizó entre los años 1991 y 2002. 

Desarrollado a partir de una nueva plataforma, el cupé biplaza se beneficia de una carrocería de fibra carbono con aire 'vintage'. Algunas de las primeras personas que lo vieron aseguraron que recuerda al prototipo Toyota FT-1, pero, en verdad, no va más allá de un ligero parecido. 

TVR Griffith 2018, más de 322 km/h

El 'corazón' del renacido TVR Griffith 2018 es un motor V8 de aspiración atmosférica, de 5,0 litros de cilindrada. Es el mismo que emplea el Ford Mustang GT, pero potenciado por Cosworth hasta los 507 CV. Esta fuerza mecánica se canaliza al eje trasero a través de una caja manual de seis velocidades. 

Como podrás suponer, las prestaciones destacan en el conjunto. El superdeportivo supera los 322 km/h y tarda menos de 4,0 segundos en alcanzar los 100 km/h desde parado. Buena parte de 'culpa' de estas cifras la tiene el peso, que apenas llega a 1.250 kilos. Además, la distribución del mismo es semejante en ambos ejes, para lograr una agilidad inusitada. 

Las dimensiones del TVR Griffith 2018 no superan a las de un Porsche 911, pues se queda en 4,31 metros de longitud, 1,85 de anchura y 1,23 de altura. En el apartado de seguridad, incorpora discos ventilados en ambos ejes, con 370 milímetros de diámetro, delante, y 350, detrás. Las pinzas montan seis y cuatro pistones, respectivamente. 

TVR Griffith 2018, primeras entregas en 2019

El objetivos de TVR es iniciar la producción del coche hacia finales de 2018. El lote inicial de 500 unidades tendrá como nombre Launch Edition, aunque no sabemos qué especificaciones ofrecerá. La mayoría de estos primeros vehículos ya han sido reservados por 90.000 libras cada uno (101.400 euros, al cambio) y se entregarán a los dueños en 2019. Más adelante, habrá otras versiones, que subirán o bajarán de precio, en función del equipamiento de serie.  

Según Autocar, la fabricación se llevará a cabo en Gales. La planta, de 17.000 m2, se renovará completamente, gracias a una inyección de dinero, cifrada en 30 millones de libras (33,8 millones de euros). Alrededor de 150 personas se encargarán de ensamblar el vehículo, dotado de llantas de aleación de 20 y 21 pulgadas, salidas de escape laterales... y volante a la derecha. 

Otros superdeportivos alternativos en Motor1.com:

Forma parte de algo grande

TVR Griffith 2018