Coches de carreras, prototipos y otros proyectos 'top secret' descansan en la trastienda del museo de la marca.

Cualquiera que pague los 8 euros que cuesta la entrada, puede recorrer a sus anchas el Museo Porsche, en Zuffenhausen (Stuttgart). Eso sí, lo que no es tan habitual es tener la oportunidad de acceder a los fondos de la exposición, situados en un almacén casi secreto, a pocos kilómetros de distancia. 

Afortunadamente para nosotros, Alexander Klein, jefe de la colección de coches clásicos de Porsche, nos ha ofrecido la posibilidad, a un pequeño grupo de periodistas, de recorrer este depósito, de unos 9.000 m2, y de fotografiarlo todo.

Recordemos que la colección del Museo Porsche aglutina unos 575 coches de distintas épocas, pero que solo unos 80 o 90 se exponen al público. De ahí que el resto se quede en esta segunda nave, esperando su oportunidad. 

Más noticias sobre Porsche:

Museo Porsche: una colección única

"Estamos muy orgullosos de tener una colección única", dice Klein. Como era de esperar, hay innumerables coches de producción, de gran valor, por cierto: Carrera GT, 959, 911 de cada generación... También unidades del resto de modelos que han compuesto las diferentes gamas, lo que incluye decenas de Cayenne, Cayman, Boxster, 924, 928... y mucho más.

Además, hay innumerables coches previos a la producción, de desarrollo y pruebas, así como unas 160 unidades de coches de carreras de todas las épocas. 

Almacén secreto Museo Porsche
Almacén secreto Museo Porsche

Siguiendo con los coches de competición, Klein afirma que su equipo se encarga de no restaurarlos demasiado. El objetivo es dejarlos "en el mismo estado con el que cruzaron la línea de meta, quizás, hace cuarenta o cincuenta años". Pone como ejemplo los coches de Le Mans, que nunca han sido lavados. "Nos gusta que mantengan hasta los mosquitos en el parabrisas", afirma.

Llegados a este punto, toca aclarar que la mayoría de los coches han pertenecido a Porsche desde el primer momento. Aun así, de vez en cuando, se compran algunos modelos concretos, para ir reforzando la colección. "Si hay más demanda para ciertos coches, por eventos o exposiciones temporales, tratamos de tener otro preparado", comenta Klein.

Almacén secreto Museo Porsche
Almacén secreto Museo Porsche

Pasear por las instalaciones es una maravilla, incluso, aunque algunos modelos se oculten debajo de una tela, para evitar que el polvo caiga sobre ellos. 

Obviamente, es una delicia ver el Porsche RS Spyder ganador de Le Mans junto a sport-prototipos de la CanAm, con motores de 16 cilindros. Pero también hay algunas auténticas rarezas. Estamos hablado del 932 (foto de abajo a la izquierda), un concept que adelantó el futuro Panamera, o del abuelo de desarrollo del primer Boxster (abajo a la derecha).

Almacén secreto Museo Porsche
Almacén secreto Museo Porsche

En otra zona existe un proyecto de Cayenne descapotable, que nos recuerda, salvando las distancias, a otro invento como el Nissan Murano CrossCabriolet. Por supuesto, nunca llegó a producirse, pero el sistema de plegado del techo era completamente funcional. Tanto es así que, sirvió de inspiración para el último 911 Targa. 

Almacén secreto Museo Porsche
Almacén secreto Museo Porsche

Paseando por las instalaciones, también puedes descubrir un 'Nueveonce' de batalla extendida, para ofrecer mayor confort a los ocupantes, o un 996 blindado, con unos cristales 4 centímetros más anchos y una carrocería reforzada. "El peso aumenta 180 kilos, pero su dinámica sigue siendo la propia de un auténtico 911", afirma Klein.

Almacén secreto Museo Porsche
Almacén secreto Museo Porsche

Si la visita al museo ya merece la pena, acceder a los fondos del mismo se convierte en una experiencia única. Para que disfrutes con ella, te dejamos una extensa galería, con 93 fotografías. 

Forma parte de algo grande

Almacén secreto Museo Porsche