Desde luego, esta afirmación no suena nada mal.

Tras la presentación del Audi SQ5 a principios de año, Audi ya está ultimando los detalles de puesta a punto de la versión más deportiva y radical de su todocamino: el futuro Audi RS Q5 2018

A priori, este este nuevo SUV, que podría estar presente en el próximo salón de Frankfurt, en el mes de septiembre, equiparía un propulsor conocido: la mecánica de gasolina 2.9 V6 biturbo, que emplea el novedoso Audi RS 5 Coupé, con 450 CV de potencia y 600 Nm de par máximo. Por supuesto, estaría asociada a la transmisión automática con convertidor de par Tiptronic, con levas tras el volante y ocho velocidades. 

Audi, más información en Motor1:

¿Sus prestaciones? En el Audi RS 5 Coupé, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y de alcanzar 250 km/h, limitados electrónicamente. Aunque esa cifra se puede incrementar hasta los 280 km/h si se opta por el paquete opcional Dynamic.

Teniendo en cuenta que el RS Q5 2018 sería más pesado y menos aerodinámico, lo más probable es que registre una aceleración de 0 a 100 km/h inferior a los 5,0 segundos, una cifra excelente para un SUV de 4,66 m de longitud y más de 1.800 kilos de peso. Y, como es habitual en la marca, sus 250 km/h de velocidad máxima autolimitada se dan por supuesto. 

Pero los todocaminos de Audi con el distintivo RS no terminarán aquí. De hecho, se espera que a finales de la década llegue el Audi RS Q8 e, incluso, se ha especulado con la aparición de un RS Q7, aunque esta opción parece poco probable. Por otro lado, se espera que, a medio plazo, la familia RS incorpore una función en su sistema de tracción total quattro, que permita transformarlo en un modelo de propulsión trasera. 

Fuente: Motor1

Forma parte de algo grande