Aunque no lo creas, tú también podrías hacerlo...

La juventud es un estado mental. O, al menos, así lo es para Rosemary Smith que, a sus 79 años de edad, se ha convertido en la persona más veterana en ponerse al volante de un F1. En concreto, un Renault E20 de 2012, con 800 CV de potencia, en el circuito francés de Paul Ricard.

Pero Rosemary no es una señora de 79 años cualquiera, como demuestra el hecho de que haya sido elegida para celebrar los 40 años en la F1 de la escudería F1 Renault Sport Team. En un principio, Rosemary se formó como costurera y llegó a abrir su propia tienda de vestidos, hasta que una de sus clientes la invitó a participar como copiloto en un rally. 

Muy pronto, esta adicta a la adrenalina, nacida en Dublín, cambió su asiento por el del conductor. Tras varios años compitiendo y obteniendo victorias en varios rallies, como la del Rally Tulip en 1965, Rosemary adquirió un Renault Clio y fundó su propia escuela de conducción. Desde entonces, ha luchado durante más de dos décadas para que la educación vial se convierta en una asignatura obligatoria en todas las escuelas... Así que lo único que le faltaba era conducir un F1.

Y hablamos en pasado porque, con el apoyo de su amiga y copiloto Pauline Gullick, y del piloto de Renault Sport, Jolyon Palmer, la veterana costurera y piloto se puso al volante del monoplaza de F1. 

mujer de F1 conduce un monoplaza
mujer de F1 conduce un monoplaza
mujer de F1 conduce un monoplaza

“Conducir un coche de 800 CV es algo con lo que muchos pilotos soñamos, aunque jamás pensé que tuviera oportunidad de hacerlo. Cuando Renault me dio la oportunidad, no pude negarme", ha afirmado Rosemary.

"Es muy diferente a los coches de rallies a los que estoy acostumbrada, pero ha sido una experiencia extraordinaria. Me he podido sentir, cada vez, más y más a gusto con el coche y, cuando los nervios han aparecido, poder hablar con Jolyon Palmer, de piloto a piloto, me ha ayudado a controlar la situación".

"Tras competir durante años, en un deporte dominado por los hombres, compartir este momento con mi copiloto y amiga Pauline, me ha dado un impulso adicional. Simplemente, esta situación demuestra que cualquiera puede cumplir sus sueños si se lo propone y persigue sus pasiones". 

¿Acaso sientes envidia de Rosemary? Podrías seguir sus pasos, ya que Renault ofrece la posibilidad de pilotar un F1 a diez de los clientes que acudan a un concesionario a probar un coche... en Reino Unido. 

Renault, más información en Motor1:

Una mujer de 79 años conduce un monoplaza de F1