El BMW M5 2017 ya casi está aquí. Y esta berlina estrenará novedades, como el sistema de tracción total M xDrive o un propulsor V8 biturbo con cerca de 600 CV.

Desde el lanzamiento del BMW Serie 5 2017, no han cesado las especulaciones sobre cómo será su versión más deportiva: el M5. Pero mientras llega el modelo definitivo, que se presentará en septiembre, en el salón de Frankfurt, BMW ha decidido hacernos más llevadera la espera, desvelando algunos detalles de la sexta generación de su berlina más apasionante.

De acuerdo a unos datos filtrados en una presentación para clientes en Singapur, el nuevo BMW M5 2017 estará impulsado por un nuevo motor V8 de gasolina, de 4.400 cm3 y, aproximadamente, 600 CV de potencia (es decir, 40 CV más que la anterior generación), que le permitirá acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 3,6 segundos. Y, aunque el consumo no sea el dato más relevante en un coche de este tipo, los 10,5 litros cada 100 km que homologará el BMW M5 2017 son una cifra excelente.

También se ha confirmado que el nuevo modelo dará un paso adelante en materia de cajas de cambio: la mecánica del nuevo M5 se ofrecerá asociada a la transmisión automática con convertidor de par Steptronic, de 8 velocidades, capaz de reducir varias marchas a la vez (en su antecesor era de doble embrague y contaba con 7 relaciones). 

BMW M5 2017 prototipo
BMW M5 2017 prototipo

BMW M5 2017: propulsión trasera o total... ¡a la vez!

Sin embargo, la gran novedad del BMW M5 2017 es que, por primera vez desde su aparición en 1984, podrá equipar un sistema de tracción a las cuatro ruedas, algo que parece lógico, teniendo en cuenta la potencia del modelo. Se denomina M xDrive y permite transformar a esta berlina en un automóvil de propulsión trasera o de tracción total, en función de las preferencias del conductor. 

Para ello, cuenta con tres modos de funcionamiento: 4WD, 4WD Sport y 2WD. Cuando el M5 se pone en marcha, por defecto, lo hace como un modelo con dos ejes motrices. Al seleccionar el modo 4WD Sport, este BMW pasa a funcionar como un coche de propulsión trasera, salvo en los casos en los que sea necesario llevar par a las ruedas delanteras por seguridad. Por último, en el modo 2WD, la fuerza mecánica se dirige siempre al tren posterior. Es decir, su sistema motriz resulta muy similar al de su principal rival, el Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+.

Por otro lado, gracias a un diferencial autoblocante con control electrónico, el sistema M xDrive es capaz de distribuir la fuerza que llega al eje trasero entre ambas ruedas para mejorar la tracción. 

BMW M5 2017 prototipo
BMW M5 2017 prototipo

BMW: más información en Motor1

 

Forma parte de algo grande

BMW M5 2017 prototipo