El prototipo alemán carece de volante y pedales.

En cualquier campo, la tecnología avanza a pasos gigantes... y en un espacio de tiempo muy corto. Más aún, si nos adentramos en el mundo de la automoción. El Volkswagen Sedric Concept, que se exhibe en el salón de Ginebra, representa el máximo logro en lo que concierne a coches autónomos, ya que alcanza el nivel 5, el más elevado posible en este apartado. Adiós al conductor...

El prototipo muestra claramente sus intenciones de llevar a los ocupantes por sí mismo, dado que carece de volante y pedales. Es más, ni siquiera hay puesto de conducción. Es decir, ninguna persona puede tomar los mandos de este Volkswagen. Una vez solicitado el destino, el coche, eléctrico y 100% conectado al exterior, elige la mejor ruta posible en función del tráfico y se dirige al punto establecido.   

Un coche autónomo para trabajar... o relajarse

El habitáculo alberga cuatro plazas individuales, dos situadas en el sentido de la marcha y las otras dos, enfrentadas a las primeras. Durante el trayecto, el Volkswagen Sedric Concept explica si hay o no atascos, informa de la hora de llegada prevista y de la ruta elegida. En resumen, puedes conectar con el coche "como si fuera un asistente personal", según asegura la marca alemana.  

Todos estos datos prácticos, junto con diversas animaciones relajantes, se proyectan en una gran pantalla con tecnología OLED, que puede observarse en el vídeo adjunto. No obstante, los viajeros también pueden optar por trabajar, leer un libro, descansar... En resumen, hacer lo que les apetezca en esos momentos.

Volkswagen Sedric Concept
Volkswagen Sedric Concept

Coincidiendo con la presentación de este prototipo en Ginebra, Volkswagen confirmó su apuesta decidida por el coche autónomo, a través de una inversión multimillonaria. Todo este dinero lo emplearán decenas de centros tecnológicos y laboratorios especializados para fomentar soluciones de movilidad en el mundo digital del futuro.

Otros coches con tecnologías autónomas:

Volkswagen Sedric Concept