Mejorar algo que ya es bueno. Ese es el objetivo de Mazda con la segunda generación de su SUV más popular: el Mazda CX-5 2017.

Si existe un modelo importante para Mazda en la actualidad, ese es el Mazda CX-5. A fin de cuentas, este todocamino, lanzado en 2012, fue el primer SUV de la firma nipona que estrenó la tecnología SKYACTIV y el automóvil que, hoy en día, supone el 25% de las ventas de la marca.

De ahí, que el desembarco de la segunda generación del Mazda CX-5 2017 en el salón de Ginebra, sea uno de los acontecimientos más importantes del año para Mazda

Mazda CX-5 2017
Mazda CX-5 2017
Mazda CX-5 2017

Desde el punto de vista del diseño, el nuevo Mazda CX-5 2017 puede considerarse una evolución del modelo al que sustituye. Se mantienen las líneas de diseño KODO de la marca, pero con pequeñas modificaciones, como unos pilares delanteros en una posición más retrasada y una línea de cintura situada a menor altura.

También se han incorporado unos faros con tecnología de tipo LED, una parrilla frontal rediseñada y unos retrovisores más pequeños que, además, incorporan función de plegado eléctrico.

Lo que apenas ha cambiado son las dimensiones: el nuevo modelo resulta 5,0 milímetros más largo y 35,0 más bajo que su predecesor; es decir, mide 4,55 metros de largo, 1,84 metros de ancho y 1,67 metros de alto.

Mazda CX-5 2017

Mazda CX-5 2017: así es su interior

En cuanto al interior, cuenta con una imagen más actual y fresca, gracias al nuevo diseño del salpicadero, con una pantalla de 7,0 pulgadas, mejor integrada en la consola central. Además, puede incorporar un techo panorámico más amplio. Otros elementos, como los mandos del volante o del climatizador, también son nuevos, aunque ya los lucen otros modelos de la marca, como por ejemplo, el Mazda 3.

Respecto al equipo multimedia, el Mazda CX-5 2017 puede equipar el sistema MZD Connect, que incluye Bluetooth, navegador y la posibilidad de conectarse a la plataforma digital Aha, para escuchar música por Internet.

Por lo demás, al igual que el modelo al que sustituye, el Mazda CX-5 2017 cuenta con unas amplias plazas traseras. El maletero, por su parte, cubica 506 litros, que se amplían hasta 1.620 litros, cuando se abaten los asientos traseros (frente a los 463 litros y 1.620 del modelo actual).

Mazda CX-5 2017

Mazda CX-5 2017: ¿cómo va en marcha?

El Mazda CX-5 2017 mantiene la plataforma de su antecesor, aunque la rigidez se ha incrementado un 15%, gracias a una mayor proporción de aceros de alta resistencia. También se ha optimizado la puesta a punto de la dirección y se han reforzado los soportes de los amortiguadores, con el fin de mejorar el dinamismo. Mientras, en el apartado de ayudas a la conducción, se ha incluido el control electrónico del diferencial G-Vectoring, que modifica el par que llega a las ruedas, para mejorar la estabilidad en los cambios de dirección.

Mazda CX-5 2017
Mazda CX-5 2017

Por motores, el Mazda CX-5 2017 sigue un camino diferente al de sus competidores, que presentan propulsores de gasolina turboalimentados. De inicio, se ofrecerá con un único motor 2.0 atmosférico, de 165 CV, dotado de inyección directa y la relación de compresión más alta del mundo (14:1). En ciclo diésel, por su parte, disfrutará del conocido propulsor 2.2 SKYACTIV-D, biturbo, con dos niveles de potencia: 150 o 175 CV.

Todos los propulsores estarán disponibles asociados a la caja de cambios manual de 6 velocidades SKYACTIV MT y, de forma opcional, podrán equipar la transmisión automática con convertidor de par SKYACTIV AT, también con 6 relaciones.

Mazda CX-5 2017

Mazda CX-5 2017: sus tecnologías de seguridad

Este SUV equipa todos los sistemas de ayuda a la conducción de Mazda. Por ejemplo, el control de velocidad de crucero adaptativo MRCC, con función de arranque y parada, los asistentes de frenada de emergencia automática con detección de peatones SCBS y de salida de aparcamiento trasero con detección de obstáculos, así como el sistema de reconocimiento de señales de tráfico TSR...

Más información sobre SUV en Motor1.com: