Echamos un vistazo a colaboraciones entre fabricantes que, aparentemente, no parecían demasiado probables.

En muchas ocasiones hemos hablado sobre modelos que son 'hermanos de plataforma', es decir, que comparten componentes estructurales y, en esencia, utilizan la misma tecnología y son prácticamente el mismo coche, con sutiles diferencias.

La mayoría de productos de Volkswagen, Skoda, SEAT y Audi comparten plataformas, de igual manera que un Mazda MX-5 y un Fiat 124 Spider son casi el mismo modelo, salvo por los motores. Ejemplos de colaboraciones hay muchos, y hasta algunos modelos Ford y Mazda fueron estructuralmente idénticos en el pasado. 

Esta vez, no obstante, vamos a dejar a un lado estos conocidos primos hermanos, para bucear en otro tipo de colaboraciones, a priori muy poco probables y entre fabricantes no relacionados entre sí. Te contamos ocho de estos extraños 'matrimonios de conveniencia'.