Porque también hay buenas transmisiones más allá de los DSG, PDK, DCT y compañía.

A estas alturas estamos acostumbrados a que los modelos más rápidos y deportivos del mercado recurran a cajas de cambio automáticas de doble embrague. Tenemos grandes ejemplos en prácticamente todos los fabricantes de automóviles, desde Porsche, Ferrari o Lamborghini, hasta BMW, Mercedes-AMG o Audi, aunque a veces, tanto estas como otras marcas, recurren a otro tipo de transmisiones.

Hoy queremos repasar 10 ejemplos de modelos que, aunque con un planteamiento deportivo, no han sucumbido a la rapidez de las cajas de doble embrague, y se conforman con cajas automáticas robotizadas o de convertidor de par, por ejemplo. A decir verdad, son más de 10 modelos, ya que hemos juntado aquellos vehículos que son prácticamente idénticos, como los GT 86/BRZ o Supra/Z4, por ejemplo.

Así que, sin más, te dejamos con esta interesante lista de deportivos, de diversas nacionalidades, aunque cabe apuntar que no, no todas las cajas de cambio son igual de efectivas. Algunas, de hecho, dejan bastante que desear. Veamos qué modelos son.

10 deportivos automáticos sin caja de doble embrague