Con este acabado, el compacto alemán combina una imagen llamativa, un equipamiento tecnológico y un eficiente motor de gasóleo.

A pesar de que está a punto de ser renovado, el Volkswagen Golf 2019 sigue siendo uno de los compactos más demandados en los distintos mercados europeos. También en el español, donde este Volkswagen, con acabado Sport y paquete R-Line, es una de las versiones favoritas de los conductores.

En nuestro caso, hemos puesto a prueba la variante con motor turbodiésel 2.0 TDI, de 150 CV, combinado con la tracción delantera y la transmisión automática de doble embrague DSG, de siete relaciones.

Si quieres conocerlo al detalle, en cinco puntos claves, no te pierdas esta Guía de compra, en la que analizamos sus aspectos más destacados. Que no son pocos, por cierto...