Comparamos el nuevo modelo frente a su antecesor, que todavía está a la venta en nuestro mercado.

Después de semanas anunciando la llegada de su compacto estrella, al que fuimos conociendo en fotos espía, por fin, la firma alemana dio el paso y presentó, ante el gran público, el nuevo Mercedes-Benz Clase A 2018.

Y si hay algunos modelos a los que se puede acusar de no arriesgar demasiado en sus cambios de generación, debemos aclararte que no es el caso de este compacto Premium. Así, tras vivir sus dos primeros capítulos como un revolucionario monovolumen, entre 1997 y 2012, la tercera se atrevió con un cambio de categoría. Y ahora, en la cuarta, adopta la nueva línea de estilo del fabricante, presentada en el también reciente CLS. 

Mercedes-Benz Clase A 2018, toda la información:

Para comprobar mejor los cambios experimentados, nos proponemos comparar el modelo que acaba de presentarse y su antecesor, que recibió un restyling en 2015 y todavía sigue a la venta en nuestro mercado.

Frontal

Mercedes-Benz Clase A 2018 frente a su antecesor
Mercedes-Benz Clase A 2018 frente a su antecesor

A menudo, lo que suele definir la personalidad de un automóvil, a primera vista, es su aspecto exterior. Y el del nuevo Clase A es totalmente diferente, más afilado, atractivo e intimidante.

Aunque la colocación de la insignia frontal sea similar en ambos, la parrilla parece más amplia, aunque mantenga su original aspecto diamantado. También varía el aspecto de los grupos ópticos y el diseño del paragolpes. 

Mercedes-Benz Clase A 2018 frente a su antecesor
Mercedes-Benz Clase A 2018 frente a su antecesor

En la vista del tres cuartos delantero se aprecia aún mejor ese aspecto refinado y afilado del nuevo modelo. Además, la firma visual, que se proyecta a través de unas luces de conducción diurna de tipo LED, muestran una línea más angulosa. 

Perfil

Mercedes-Benz Clase A 2018 frente a su antecesor
Mercedes-Benz Clase A 2018 frente a su antecesor

La comparación de los dos perfiles revela que la línea del Clase A todavía actual, a la izquierda, y el nuevo modelo, a la derecha, son bastante similares. De hecho, sus trazos no difieren demasiado. En cualquier caso, se aprecian diferencias, ya que el capó queda más bajo, las ventanillas tienen mayor superficie y los pasos de rueda están más marcados. 

Mercedes-Benz Clase A 2018 frente a su antecesor
Mercedes-Benz Clase A 2018 frente a su antecesor

Respecto a las dimensiones, el nuevo modelo es más largo, gana 12 milímetros, hasta alcanzar los 4,42 metros de largo. La distancia entre ejes también crece, 30 milímetros, para llegar hasta los 2,73 metros. Algo que, lógicamente, beneficia a la habitabilidad. 

Trasera

Mercedes-Benz Clase A 2018 frente a su antecesor
Mercedes-Benz Clase A 2018 frente a su antecesor

En la parte posterior, hay algunos detalles que se mantienen parecidos, como el diseño de los escapes o las formas de los paragolpes. En cambio, en otros sí se aprecian diferencias, como en el difusor o los pilotos, que presumen de unas formas más horizontales y estilizadas.

Mercedes-Benz Clase A 2018 frente a su antecesor
Mercedes-Benz Clase A 2018 frente a su antecesor

Interior

Mercedes-Benz Clase A 2018 frente a su antecesor
Mercedes-Benz Clase A 2018 frente a su antecesor

Si bien conocimos su imagen exterior hace apenas un par de días, el habitáculo se presentó hace unas semanas, por lo que no ha sido ninguna sorpresa. Centrándonos en el salpicadero, sigue la tendencia actual, que prefiere pantallas grandes que agrupen muchas funciones, en lugar de incluir multitud de botones en la consola.

Además, en las versiones más equipadas, como la que aquí se muestra, se recurre a dos pantallas de 10,25 pulgadas. Sin duda, un gran paso adelante frente a su antecesor, que equipaba una de menores dimensiones... y poco integrada en el conjunto. 

Otra gran novedad son los aireadores del climatizador, que muestran una imagen mucho más moderna.

Mercedes-Benz Clase A 2018 frente a su antecesor
Mercedes-Benz Clase A 2018 frente a su antecesor

Los paneles de las puertas también son nuevos, al igual que los materiales empleados en el habitáculo, mientras que la iluminación ambiental también gana protagonismo.

Antes de finalizar, también nos gustaría hacer referencia al maletero, que crece en 29 litros, hasta alcanzar un total de 370.

Más noticias sobre Mercedes-Benz:

Mercedes-Benz Clase A 2018, primeras fotos oficiales