Este tipo de grupos ópticos pueden proyectar, incluso, las señales de tráfico en la carretera.

En los últimos diez años, los sistemas de iluminación han evolucionado más que en todo el siglo XX. Primero fueron los faros de xenón; más tarde, los LED e, incluso, los faros láser. Sin embargo, hace apenas un año, Mercedes-Benz presentaba, con el prototipo F05, un sistema que podría dejar a todos anticuados: los faros Digital Light.

Y, ahora, ya podemos mostrarte un vídeo espía, grabado en plena calle, en el que se puede apreciar cómo funcionan. ¿El encargado de estrenarlos? Todo apunta a que será la próxima generación del Mercedes-Benz Clase S, prevista para 2020.

Más información sobre tecnología en Motor1.com:

Pero al contrario de lo que imaginas, este sistema va mucho más allá de los faros. De hecho, gracias al funcionamiento combinado de las cámaras y radares ubicados en el frontal del coche, es capaz de detectar la posición de los peatones y atenuar la luz, a la altura de los ojos, para no deslumbrarlos. También, puede utilizar la luz proyectada para 'recrear' imágenes en alta resolución ante los ojos del conductor... como, por ejemplo, las indicaciones del navegador, las señales de tráfico...

Mercedes Digital Light: un proyector en cada faro

Cada uno de los faros delanteros cuenta con un proyector, formado por 4.096 diodos y más de un millón de microespejos. Los diodos permitirían regular la intensidad de la luz, mientras que los microespejos se encargarían de dirigirla con total precisión, hasta el punto de ser capaces de dibujar figuras con luz en la carretera. De este modo, se reducirían las distracciones al volante mientras se conduce. 

En palabras de la propia marca: "Con nuestra estrategia Digital Light queremos obtener la máxima visión sin provocar deslumbramientos". El vídeo que te dejamos a continuación, muestra lo que es capaz de hacer este sistema. 

Galería: Mercedes Clase S 2018