Todos los coches son útiles para ir del punto A al punto B, pero algunos son realmente mucho más que eso. De hecho, hay coches que abarcan mucho más aún y entre ellos está el BMW XM, el SUV superdeportivo bávaro con el que abordamos una prueba de consumo de combustible en la vida real... bastante fuera de lo común.

En la prueba de eficiencia de 360 km, el BMW XM, con sus 653 CV, logró un consumo medio de 6,45 l cada 100 km (15,50 km/l). El coste del viaje clásico Roma-Forlì es de 40,84 euros (36,28 euros de gasolina + 4,56 euros de electricidad) y al salir de la capital, el SUV consiguió recorrer 93 km en modo 100% eléctrico.

Eficiente a su manera, pero con 653 CV

Con 6,45 l cada 100 km, el BMW XM se sitúa en el extremo inferior de la escala de consumo de combustible, pero en compañía de otros híbridos enchufables que, desde luego, no presumen de la explosiva potencia y las extremas prestaciones de este todoterreno electrificado, con motor V8 de 4,4 litros.

BMW XM

BMW XM

El BMW XM lo hizo mejor que el Range Rover Sport P400e (7,00 l/100 km - 14,2 km/l) y el Jeep Wrangler Unlimited Plug-In Hybrid 4xe (8,20 l/100 km - 12,2 km/l), quedando ligeramente por detrás del Range Rover Evoque P300e PHEV AWD (6,35 l/100 km - 15,7 km/l), Volvo V90 R-Design T8 Twin Engine AW D (6,00 l/100 km - 16,6 km/l) y Range Rover Autobiography P510e PHEV (5,60 l/100 km - 17,8 km/l).

Una bestia de la carretera y cómodo para cinco personas

El coche que probamos era un BMW XM, el acabado 'base' que, sin embargo, cuenta en su equipamiento con un poderoso motor 4.4 V8 M TwinPower Turbo de 489 CV combinado con un motor eléctrico de 197 CV para desarrollar un total de 653 CV y 800 Nm y transmitirlos al suelo a través de la transmisión automática Steptronic de ocho velocidades y la tracción total M xDrive.

Este fascinante conjunto, envuelto en unas formas tan originales que parecen casi descaradas, nos recuerda a ciertas piezas de alta relojería de algunos artesanos suizos.

Además de la monstruosa mecánica que incluye la dirección activa a las cuatro ruedas, el cierre suave de las puertas, las llantas de 21 pulgadas, todos los asientos calefactados, el revestimiento interior en Alcántara con estructura de prismas 3D iluminados y la pantalla curva con cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas y pantalla táctil multifunción de 14,9 pulgadas.

BMW XM

BMW XM, el interior

Importantes extras opcionales como la tapicería de cuero Merino BMW Individual Sakhir Orange (2.847 euros), el Driving Assistant Professional (3.131 euros) y el sistema de sonido envolvente Bowers & Wilkins Diamond con amplificador de 1.500 vatios (5.067 euros) elevan el precio de catálogo a algo más de 190.000 euros.

Lo realmente especial, al menos entre los SUV, es la dinámica de conducción de este BMW XM, tan pegado al asfalto como un coupé deportivo, tan ágil como un superdeportivo y tan espacioso para pasajeros y equipaje, aunque la presencia de la batería bajo el piso de carga reduzca un poco la altura del maletero.

Sin embargo, resulta realmente complicada la gestión de toda esta potencia a través de los modos de conducción y los ajustes accesibles desde el menú y el submenú de la pantalla de infoentretenimiento.

Prueba en vídeo a fondo del XM

Alma de carreras y espíritu eléctrico, con 80 km de autonomía

En las condiciones de uso más habituales, el BMW XM que hemos probado siempre estaba un poco sediento de gasolina, pero a un nivel más que justificado por las prestaciones que se pueden alcanzar con este 'SUV de carreras'.

Con la batería descargada, el mayor consumo se registró en autopista, aunque aquí como en otras situaciones el generoso depósito de gasolina de 69 litros permite una autonomía de 500 a 600 km.

BMW XM

BMW XM

Con la batería cargada y una capacidad de 29,5 kWh (25,7 kWh netos), el XM consigue cubrir mucho terreno con energía eléctrica, con una autonomía de entre 70 y 80 km con un estilo de conducción no demasiado deportivo. Adoptando un estilo de conducción 'económico', muy cuidadoso, también pude recorrer más de 110 km con la batería llena.

Bajo consumo de batería

Urbano (Roma): 11,5 l/100 km (8,7 km/l) 600 km autonomía

Autopista: 12,3 l/100 km (8,1 km/l) 558 km autonomía

Uso económico: 7,2 l/100 km (13,8 km/l) 952 km de autonomía

Datos

Coche: BMW XM
Precio: 179.700 euros
Día de la prueba: 22/1/2024
Meteorología (salida/llegada): Despejado, 13°/ Despejado, 2°
Precio del carburante: 1,562 euro/l (Gasolina) - 0,1546 euro/kWh (electricidad)
Km del test: 932
Km totales al inicio del test: 13.043
Velocidad media en el tramo Roma-Forlì: 80 km/h
Neumáticos: Pirelli Scorpion Winter - 285/45 R21 113H M+S

Consumo de combustible

Media real: 6,45 l/100 km (15,50 km/l)
Ordenador de a bordo: 6,3 l/100 km
En el surtidor: 6,6 l/100 km

Cuentas en el bolsillo

Gasto real: 40,84 euros (36,28 euros de gasolina + 4,56 euros de electricidad)
Gasto mensual: 80,62 euros (800 km al mes) *
Distancia con 20 euros: 198,46 km *
Distancia con el depósito lleno: 1.070 km
* Sin contar el gasto en electricidad

Galería: Prueba BMW XM