El todocamino más pequeño de Porsche está disponible con dos motores de gasolina, de 245 y 354 CV de potencia.

Aunque conducir un Porsche en formato todocamino ya no es ninguna novedad, ponerse al volante de uno de ellos, como el Porsche Macan 2019, siempre es una experiencia gratificante. 

Especialmente, cuando llega lleno de mejoras y compruebas que todo sigue yendo igual de bien que siempre. Una buena noticia, ya que las ventas del Macan (y las del Cayenne) engrosan los beneficios del fabricante. Y eso, ya sabemos en qué se traduce... Sí, en más dinero para todo tipo de 'irrazonables' deportivos.

En el caso del mencionado Macan, que arrancó su aventura en 2014, recibe la clásica puesta al día de mitad de ciclo comercial, por lo que las primicias no son espectaculares, pero sí interesantes, ya que afectan a las mecánicas, el diseño y el equipamiento. 

Galería: Primera prueba Porsche Macan 2019

Porsche Macan 2019: grandes cambios en la zaga

A modo de resumen, podríamos decir que las mayores variaciones se encuentran en la zona trasera, donde se puede apreciar cómo se ha sumado a la 'moda' de los pilotos unidos (era el único modelo de la marca que quedaba por adoptarla). 

Sin embargo, también se aprecian novedades en el resto del conjunto, como los faros con tecnología de tipo LED y función adaptativa PDLS Plus, las llantas de aleación de hasta 21 pulgadas, el difusor posterior, las tomas de aire frontales más grandes o los cuatro nuevos colores disponibles: Miami Blue, Mamba Green Metallic, Dolomite Silver Metallic y Crayon Grey. 

Del mismo modo, por primera vez, se ofrecen distintas medidas de neumático para ambos ejes. Eso sí, si quieres conocer a fondo todos los cambios, te recomiendo que eches un vistazo a esta comparativa visual, en la que enfrentamos al modelo de 2019 frente a su antecesor. 

Primera prueba Porsche Macan 2019

Porsche Macan 2019: dos motores disponibles

Por el momento, la gama mecánica queda repartida en dos motores turboalimentados de gasolina: un cuatro cilindros, de 2,0 litros y 245 CV, para el Macan, y un V6, de 3,0 litros y 354 CV, para el Macan S. En ambos casos, se asocian al sistema de tracción total PTM y a la transmisión automática de doble embrague PDK, de siete relaciones. 

Empezando por la versión de acceso, anuncia 370 Nm de par, entre 1.600 y 4.500 rpm, y unas prestaciones más que correctas: 225 km/h de velocidad máxima y 6,5 segundos en la prueba de aceleración de 0 a 100.

Entre las mejoras de este propulsor, aparecen una geometría mejorada de la cámara de combustión y un filtro de partículas. ¿Su consumo medio homologado? 8,1 litros cada 100 kilómetros.

Respecto al motor V6, cuenta con un nuevo desarrollo. Algo que se percibe, por ejemplo, en que el turbocompresor de doble entrada (twin-scroll) se ubica en disposición central, entre las bancadas de cilindros. 

En cualquier caso, con 14 CV y 20 Nm más de par que el modelo anterior (alcanza los 480 Nm), el SUV es capaz de llegar hasta los 245 km/h de velocidad punta y acelerar de 0 a 100 en 5,1 segundos, si se equipa el paquete Sport Chrono. Respecto al gasto de combustible, en este caso, asciende hasta los 8,9 litros cada 100 kilómetros. 

Primera prueba Porsche Macan 2019

Una dinámica a la altura

En marcha, un buen resumen sería apuntar que se mantienen las buenas cualidades dinámicas del modelo precedente. Sí, esas mismas que ya nos parecían muy similares a las de un turismo y que suelen hacerte olvidar que estás al volante de un todocamino. Eso sí, la sensación es que el conjunto goza de un equilibrio todavía mayor, a la hora de conciliar comodidad y pureza de conducción.

Obviamente, hay grandes diferencias entre Macan y Macan S. La variante de acceso, con su motor tetracilíndrico, se muestra como una gran opción para devorar kilómetros por autopista a ritmos elevados y no se descompone lo más mínimo en tramos de curvas. Sin embargo, no puede presumir ni del sonido ni del poderío del V6.

En este sentido, el Macan S marca la diferencia, con una respuesta mucho más contundente y refinada, al tiempo que las reacciones son bastante más ágiles, transmitiendo una gran precisión en el tren delantero y demostrando una mayor sensación de aplomo. 

Galería: Primera prueba Porsche Macan S 2019

Más opciones de conectividad y equipamiento

En este apartado, Porsche ha tratado de situar al Macan en la estela de su hermano mayor, el Cayenne. Sin duda, la mejoría más llamativa reside en el sistema multimedia PCM, que sustituye la anterior pantalla táctil de 7,2 pulgadas por una de 10,9.

Del mismo modo, también se incluyen una navegación online mejorada, la función Porsche Connect Plus, el control por voz Voice Pilot y las aplicaciones para smartphone Porsche Connect y Porsche Car Connect.

Entre el resto de opciones que enriquecen el catálogo de equipamiento, aparece el volante deportivo GT, con el mando del control dinámico de la conducción y el botón Sport Response incluidos, a imagen y semejanza del que equipa el propio 'Nueveonce'.

También es primicia el control de velocidad de crucero con asistente en atascos, que acompaña a otros clásicos como la suspensión adaptativa PASM, el sistema de reparto selectivo de par PTV Plus o los frenos carbocerámicos PCBB.

Para finalizar, los precios arrancan en los 66.498 euros, en el caso del Porsche Macan 2019, y en los 75.421 euros, si hablamos del Macan S. Además, existe una edición especial, limitada a 200 unidades, llamada Macan Spirit, de la que te ofrecemos toda la información en el siguiente enlace. 

Porsche Macan

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.984 cm3
Potencia 245 CV entre 5.000 y 6.750 / 370 Nm entre 1.600 y 4.500 rpm
Caja de cambios Automática de doble embrague PDK, 7 velocidades
0-100 km/h 6,7 s (6,5 s, con Sport Chrono)
Velocidad máxima 225 km/h
Consumo 8,1 l/100 km
Tracción Integral PTM
Peso en vacío 1.795 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 500 l
Precio base 66.498 euros